El Ministerio de Economía de Brasil revelará el jueves su primera estimación de un superávit primario en nueve años, pero congelará los gastos adicionales para cumplir con un límite de gasto constitucional, dijeron dos funcionarios de la cartera.

Nota relacionada Brasil estudia una nueva regla fiscal para aumentar el gasto a partir de 2023

Las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que el superávit presupuestario de 2022 antes del pago de intereses ahora se proyecta en alrededor de 13.000 millones de reales (2.500 millones de dólares) para el gobierno central, que comprende el Tesoro, el banco central y la Seguridad Social de Brasil.

La proyección será parte del informe bimensual de ingresos y gastos del gobierno que se emitirá el jueves. En julio, el ministerio había pronosticado una brecha primaria de 59.400 millones de reales.

Nota relacionada Lula no repetirá el financiamiento a préstamos de bancos estatales de Brasil

Sin embargo, los cálculos internos reportados el mes pasado ya apuntaban al primer superávit primario del gobierno central desde 2013, ayudado por ingresos fiscales récord y generosos dividendos de la petrolera estatal Petrobras, en medio del aumento de los precios de las materias primas.

Si se confirma, el resultado superará con creces el objetivo presupuestario oficial de 2022: Un déficit primario de 170.500 millones de reales.

Nota relacionada Rebaja del impuesto a gasolina en Brasil lleva a ingenios a evitar el etanol

El ministro de Economía, Paulo Guedes, dijo que el panorama fiscal positivo se basa no solo en factores puntuales, sino también en reformas gubernamentales que han ayudado a impulsar la inversión privada y reducir la tasa de desempleo.