El mandatario de Chile, Gabriel Boric, resaltó la noche del miércoles el envío al Congreso de una esperada reforma de pensiones que pone fin al actual sistema privado de administración de fondos, cuestionado largamente por las bajas jubilaciones que entrega.

Mediante un mensaje por radio y televisión, el presidente declaró que la reforma está basada en principios de seguridad social con contribuciones del Estado, empleadores y trabajadores y contempla la creación de un administrador público de fondos, para poner fin a la gestión exclusiva de las criticadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

«Las AFP, en esta reforma, se terminan. Existirán nuevos gestores de inversión privados con el objeto exclusivo de invertir fondos previsionales y, además, existirá una alternativa pública, lo que permitirá promover la competencia con la entrada de nuevos actores», señaló Boric.

Nota relacionada Chile eleva tasa al 11,25%; inflación se aleja de los máximos

«Queremos dejar atrás, de esta manera, un sistema extremo, que no ha sido capaz de cumplir con las expectativas que se pusieron en él y que tiene reconocidas deficiencias», agregó.

El actual sistema de pensiones fue instaurado durante la dictadura militar de Augusto Pinochet y es financiado únicamente por los trabajadores, quienes aportan mensualmente el 10% de su sueldo. La mejora de las pensiones fue una demanda clave de las protestas de 2019 que sacudieron al país durante meses.

«Queremos dejar atrás, de esta manera, un sistema extremo, que no ha sido capaz de cumplir con las expectativas que se pusieron en él y que tiene reconocidas deficiencias«, añadió.

Los Gobiernos anteriores han tratado de reformar sin éxito el sistema de jubilaciones y ahora la propuesta de Boric tendrá que abrirse camino en ambas cámaras del Congreso, donde la coalición gobernante de izquierda es minoría.

Nota relacionada Senado chileno aprueba polémico tratado luego de cuatro años de tramitación

El gobierno de Boric, que asumió en marzo pasado, asimismo promueve una reforma tributaria, en estos momentos esta en discusión en el Congreso, con la que espera financiar parte de los cambios en las pensiones.

En el transcurso de la pandemia de COVID-19, legisladores de oposición al entonces gobierno del derechista Sebastián Piñera -antecesor de Boric- promovieron retiros parciales de los fondos de pensiones como medida de emergencia frente a la crisis sanitaria que drenaron miles de millones de dólares del sistema.