El Fondo Monetario Internacional dejó fuera a Venezuela de un programa de liberación de Derechos Especiales de Giro (DEGs), por unos 650 mil millones de dólares, que tenía la intención de reforzar las reservas internacionales e incrementar la liquidez para afrontar los efectos económicos de la pandemia del covid-19.

Venezuela recibiría, en teoría, $5.100 millones, pero no lo hará, debido al conflicto existente sobre la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro, ya que más de 50 países rechazan por presunto fraude los resultados de los comicios presidenciales de 2018, según informó el viernes Bloomberg.

TE PUEDE INTERESAR: Economistas del Morgan Stanley afirman que las CBDC no impactaran a las criptomonedas

“Venezuela, en teoría, estaría entre los mayores receptores, en términos de porcentaje del Producto Interno Bruto de una propuesta de US$650.000 millones en Derechos Especiales de Giro que el FMI está planeando dar a los países para impulsar la liquidez global. Esto forma parte de un esfuerzo para ayudar a las naciones emergentes y de bajos ingresos a hacer frente a la creciente deuda y a los efectos de la pandemia de covid-19”, dice la agencia.

De acuerdo con la agencia, los congresistas republicanos Pat Toomey y John Kennedy, presionan a la administración de Joe Biden para evitar la inclusión de Maduro en el programa.

Los parlamentarios han dicho a la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, que debe “oponerse a la inyección de reservas (al Banco Central de Venezuela), con el argumento de que se recompensaría a Maduro”, dice la agencia.

“La crisis política en curso en Venezuela ha llevado a una falta de claridad en la comunidad internacional -como se refleja en la membresía del FMI con respecto al reconocimiento oficial del gobierno”, dijo el portavoz del FMI Gerry Rice en respuesta a las preguntas de Bloomberg News.

TE PUEDE INTERESAR: Producción industrial de Colombia cayó en febrero

LEA MÁS: BTC extiende pérdidas este viernes y oscila los 60.000 dólares