El Fondo Monetario Internacional advirtió que las economías emergentes deben prepararse para alzas de las tasas de interés de Estados Unidos, asimismo, comunicó que ciclos más rápidos de lo esperado de la Reserva Federal podrían sacudir a los mercados financieros y desencadenar salidas de capitales y una depreciación de sus monedas.

El FMI declaró un blog publicado el lunes, que espera que el sólido crecimiento de Estados Unidos continúe y que la inflación probablemente se moderará más adelante en el año. El organismo publicará sus nuevos pronósticos económicos globales el 25 de enero.

Además afirmó que un endurecimiento gradual y bien comunicado de la política monetaria de la Fed probablemente tendría poco impacto en los mercados emergentes, ya que la demanda extranjera compensaría el impacto del aumento de los costos de financiamiento.

De modo que la inflación salarial generalizada en Estados Unidos o los cuellos de botella sostenidos en la oferta, podrían impulsar los precios más de lo anticipado y alimentar las expectativas de una inflación sin límites, lo que provocaría alzas de tasas más frecuentes por parte del banco central estadounidense.

«Las economías emergentes deberían prepararse para posibles episodios de turbulencia económica», dijo el FMI, citando los riesgos que plantean los aumentos de tasas de la Fed en ciclos más veloces de lo esperado y el resurgimiento de la pandemia.

El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, declaró esta semana que la Fed podría acrecentar las tasas de interés tan pronto como marzo, meses antes de lo esperado, también que ahora está el organismo en una «buena posición» para tomar medidas aún más violentas contra la inflación, según sea necesario.

Expertos del FMI redactaron: «Los aumentos acelerados de tasas de la Fed podrían sacudir los mercados financieros y endurecer las condiciones financieras a nivel mundial. Estos acontecimientos podrían producirse junto a una desaceleración de la demanda y el comercio de Estados Unidos y pueden conducir a salidas de capital y depreciación de monedas en los mercados emergentes».

El documento resaltó que los mercados emergentes con una deuda pública y privada alta, exposiciones cambiarias y saldos de cuenta corriente más bajos ya habían visto ascendentes depreciaciones de sus monedas en relación con el dólar.

El Fondo anunció que los mercados emergentes con presiones inflacionarias más severas o instituciones más endebles deberían actuar velozmente para permitir que las monedas se deprecien e incrementar las tasas de interés de referencia.

Solicitó a los bancos centrales a comunicar de manera precisa y consistente sus planes para endurecer la política monetaria, y recalcó que los países con altos niveles de deuda denominada en monedas extranjeras deberían buscar cubrir sus exposiciones cuando sea posible.

Los gobiernos igualmente podrían anunciar planes para aumentar los recursos fiscales aumentando progresivamente los ingresos fiscales, implementando revisiones de pensiones y subsidios u otras medidas.