La Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro) denunció el surgimiento de un mercado negro entorno al diésel en el occidente del país. El hecho afecta el bolsillo del comerciante y pone en riesgo la producción de vegetales y granos por el gasto que deben hacer los productores. Celso Fantinel, presidente de esta institución, indicó:

“No sabemos de dónde puede venir ese diésel, pero en los estados agrícolas donde está haciendo falta aparece; a veces con grandes cantidades, a veces menos”.

Asimismo, exigió a Pdvsa aumentar la producción para atender las necesidades del sector.