Gracias a las recientes medidas chinas contra el mercado cripto, la industria ha buscado una reestructuración profunda. Es tanto que los mineros y otras compañías han tenido que migrar a otros países y los exchanges han buscado otras formas de operar.

Es el caso de Huobi, una plataforma dedicada al comercio que tuvo que prohibir sus operaciones en criptomonedas para los clientes chinos. Así, el gigante asiático forma parte de la lista de los países donde se restringe el comercio cripto a los clientes minoristas, como Israel, Irak, Reino Unido y otros.

TE PUEDE INTERESAR: Banco Central de Tanzania ahonda en mecanismos para la adopción cripto

Luego de la prohibición de Huobi, los exchanges principales que pueden tomar la demanda son Binance y OKEx, los cuales enfrentan desde ya fuertes regulaciones en varios países del mundo.

De hecho, el sábado, Binance tuvo que cancelar sus servicios en Canadá, ya que no cumplía las normativas. Al ser consultado en redes, el CEO de la firma, Changpeng Zhao, afirmó que las “nuevas regulaciones surgen todo el tiempo en nuevas industrias”.

“Siempre los respetamos. Encontraremos formas de brindar servicio a las regiones con regulaciones claras en formas (nuevas) que cumplan con las normas”, dijo. “A veces lleva tiempo. Los procesos de aplicaciones a menudo están fuera de nuestro control”, añadió.

TE PUEDE INTERESAR: En Europa la recarga de autos eléctricos se podrá pagar con BTC

LEA MÁS: Cámara venezolana de autopartes aspira ganar 7 millones de dólares este año