En el trancurso de muchos años, el éter apenas podía soñar con desafiar al bitcóin. Actualmente, sus ambiciones pueden ser más realistas.

La segunda criptomoneda más importante está arrasando con la cuota de mercado al bitcóin antes de una significante actualización de software «Merge» que podría reducir de forma drástica el uso de energía de su cadena de bloques Ethereum, si los desarrolladores la implementan en los próximos días.

Por su parte, el dominio del bitcóin, o su participación en el valor de mercado de las criptomonedas, se ha reducido al 39,1% desde el máximo de este año del 47,5% tocado a mediados de junio, según la plataforma de datos CoinMarketCap. El éter, en cambio, ha subido al 20,5% desde el 16%.

Nota reñacionada El bitcoin va a por los 23.000 dólares y se ve las caras con la media móvil de 200 días

Aún está lejos de superar al bitcóin como la principal criptodivisa, pero ha recuperado terreno: en enero de 2021, el bitcóin reinaba con un 72%, mientras que el éter contaba con un escaso 10%.

En cuanto al precio, un éter vale hoy 0,082 bitcoines, cerca de los máximos de diciembre de 2021 y muy por encima del mínimo de 0,049 de junio de 2022.

«La gente está viendo ahora a Ethereum como un activo esencialmente seguro porque han visto el éxito de la red«, afirmó Joseph Edwards, jefe de estrategia financiera de la firma de gestión de fondos Solrise Finance. «Hay una permanencia en cómo se percibe Ethereum en el ecosistema de las criptomonedas».

La mejora del software, que se espera será implementada el jueves luego de varios retrasos, podría provocar un uso más amplio de la cadena de bloques, lo que potencialmente impulsaría el precio del éter, aunque nada es seguro en un mercado de criptografía caprichoso.

Ethereum constituye la columna vertebral de gran parte de una visión de la «Web3» de una Internet en la que las criptomonedas son el centro de atención, impulsando aplicaciones que implican ramificaciones de las criptomonedas, como las finanzas descentralizadas y los tokens no fungibles, aunque este sueño tan publicitado aún no se ha hecho realidad.

Nota relacionada Las ventas del bitcoin y el ethereum pierden impulso

No obstante, el bitcóin y el éter se han reducido casi a la mitad este año por la preocupación de que los bancos centrales suban las tasas de interés a gran escala. Por ello, a los inversores parece gustarles el aspecto de «Merge«, ya que el éter ha subido más del 65% desde finales de junio. El bitcóin apenas se ha movido en el mismo periodo.

«Vamos a ver el atractivo (del éter) para algunos inversores que están preocupados por el consumo de energía», afirmó Doug Schwenk, director general de Digital Asset Research, pero resaltó que todavía está muy lejos del bitcóin.

La disminución del dominio del bitcóin en el actual mercado bajista de las criptomonedas significa un cambio con respecto a los ciclos de mercado anteriores, cuando los inversores vendían tokens menores -«altcoins«- en favor del bitcóin, más líquido y fiable.

El bitcóin sigue siendo la criptomoneda más conocida. Los inversores convencionales que se han sumergido en el mercado de las criptomonedas desde 2020 han tendido a dirigirse primero al bitcóin, por ser el más líquido y negociado.

Su capitalización de mercado de 427.000 millones de dólares sigue siendo más del doble de los 210.000 millones de dólares del éter, y los participantes del mercado creen firmemente que la moneda digital original sigue siendo el estándar oro en criptografía debido a su oferta limitada.