El partido final del campeonato de la National Football League, conocido como Super Bowl, se roba las miradas de todo el mundo tanto por la elitista competencia, como por el show de medio tiempo y los anuncios publicitarios.

Motivado a los altos índices de audiencia en el Super Bowl, el evento se ha transformado, de alguna manera para muchas marcas en una gran oportunidad publicitaria.

Pero, no obstante, no cualquier compañía pudiera entrar en un espacio publicitario de esta talla.

En este 2022 el evento de Super Bowl LVI, correspondiente a la temporada 2021-2022 de la NFL, habrán aumentado en cuanto a precios de publicidad alrededor de 1 millón de dólares en cotejo con el año pasado.

Solo un día es el tiempo de duración de este evento deportivo más grandes del mundo, donde consigue altos índices de audiencia de televisión cada año, debido a su exposición que genera millones de dólares en publicidad para la National Futball League (NFL). Lo que sí es verdaderamente cierto, es que es costoso, codiciado y difícil conseguir un espacio publicitario en el evento masivo y para este año el precio se incrementó drásticamente.

La publicidad en el Super Bowl

Las marcas trabajan duramente para poder exponer al público los comerciales más creativos e innovadores, en el Super Bowl han que acapara la atracción de muchos en los últimos años. El mundo se detiene a medida que transcurre el evento deportivo, el cual es mucho más que eso y se ha trasladado al terreno de la economía, entretenimiento, publicidad y cultura pop.

Al menos para estimar el Super Bowl de 2015, tuvo una audiencia televisiva promedio récord de 114,4 millones de espectadores, generando millones de dólares en ingresos publicitarios, aseguran datos de Statista.

Por otro lado, los ingresos publicitarios del Super Bowl 2020, se situaron en un récord de 449 millones de dólares estadounidenses. Un anuncio publicitario promedio de 30 segundos durante la transmisión del Super Bowl costó aproximadamente 5.2 millones de dólares estadounidenses en 2020.

Una muestra transcendental de demostrar la importancia que ha adquirido el Super Bowl son los precios de los comerciales. En el 2017, los 30 segundos se encontraban en 5 millones de dólares, en 2018 y 2019 el precio se mantuvo, y hacia 2020 fue cuando comenzaron a crecer, llegando a los 5.2 millones y para 2021, la cifra alcanzó los 5.5 millones.

¿Qué pasará en el Super Bowl LVI 2022?

El Super Bowl LVI del 2022, será disputado en el SoFIi Stadium en Inglewood, California. La NBC Sports, que coordina la transmisión del evento deportivo, tenía en septiembre cinco espacios para anuncios con una duración de 30 segundos y el precio de 6.5 millones cada uno, lo que significa que, tuvo un aumento de 1 millón, respecto al 2021.  

¿Lo vale?

La estimación de Statista indica que el gasto del consumidor relacionado con el Super Bowl en Estados Unidos, se ubicó en alrededor de 13,9 mil millones de dólares en 2021, considerando las restricciones a las reuniones vigentes como resultado de la pandemia del coronavirus (Covid-19).

El afanado consumidor estadounidense promedio proyectaba gastar alrededor de 74,55 dólares el domingo. Cabe mencionar que este gasto contiene, entre otras cosas, alimentos y bebidas, televisores, muebles, indumentaria y accesorios del equipo y decoraciones. Además, parte de estos gastos es el dinero utilizado para realizar apuestas en el juego.

El Super Bowl se ganó la atención del mundo no solo por la alta competencia, sino también por el show de medio tiempo y los anuncios publicitarios. Es indiscutible, los precios de los comerciales tienen que ver con las audiencias de televisión y los negocios, visiblemente, el impacto se ve en la parte comercial y es por ello que grandes empresas invierten en espacios publicitarios.