La escasez de diésel en Venezuela ha permitido que las proyecciones de siembra de maíz en el sector primario se vean amenazadas, toda vez que además afecta al desarrollo de las cosechas del ciclo Norte Verano 2020-21.

Según cálculos de asociaciones privadas, si se contara con el diésel suficiente y con insumos, que se adquirieron a precios internacionales, pudieran cultivarse no menos de 120 mil hectáreas de maíz en dos presentaciones, no obstante, la escasez ha afectado el normal desarrollo de procesos del agro venezolano y por ende sólo permitirá la siembra de 10% de la meta, que se traduciría en unas 120.000 hectáreas.

TE PUEDE INTERESAR: Dólar se encamina a segunda semana consecutiva de pérdidas

No obstante, y a pesar de los esfuerzos de gremios como Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro)  de establecer mesas de trabajo con representantes del Gobierno, no han rendido los frutos necesarios, indicó el portal especializado Minuta Agropecuaria.

Incluso se han dado varias denuncias de productores que no reciben el combustible necesario para laborar y cosechar, como los cañicultores o productores de frijoles, cuya materia prima se está perdiendo en el campo.

El sector de la agroindustria, además, padece la escasez de diésel. En redes sociales indican que hay denuncias de pocas centrales azucareros activos en el país.

TE PUEDE INTERESAR: Producción industrial de Colombia cayó en febrero

LEA MÁS: Economistas del Morgan Stanley afirman que las CBDC no impactaran a las criptomonedas