En Venezuela 1% de los CEO de las empresas son mujeres y solo 25% de los distintos cargos ejecutivos en el país están ocupados por el género femenino. Estas cifras presentadas este viernes en Impact Hub Caracas no son ajenas a lo que ocurre en el resto del mundo. Por ejemplo, 572 hombres han sido galardonados con los premios Nobel de Física, Química o Medicina; mientras que la cantidad de mujeres que desde 1903 han obtenido la distinción son 17.

Cerrar las brechas de género en Latinoamérica es una misión que estiman que tome 59 años y hoy, como todos los 19 de noviembre desde 2014, se celebra el Día Internacional de la Mujer Emprendedora luego que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo asignó con el objetivo de visibilizar y contribuir con su empoderamiento para acabar con la desigualdad de sus representantes en el mundo.

Nota relacionada CEPAL plantea un ingreso básico de emergencia por USD 120 para mujeres latinoamericanas

Si los números por sí solos  no muestran suficiente desbalance, se suman las consecuencias de la pandemia, que evidencian, según una investigación de Allyson Bear y Roselle Agner en U.S. News, que las mujeres en todo el mundo perdieron sus trabajos en una proporción de casi el doble comparada con la de los hombres. Además, han aumentado el tiempo que dedican a tareas domésticas y la violencia contra ellas se incrementó hasta 70% durante la cuarentena.

Para Ileana La Rosa Oramas, fundadora de la ONG Aliadas en Cadena y quien ha consolidado conocimientos sobre la teoría feminista, en el análisis de la igualdad de género y su enfoque en el diseño y aplicación de políticas públicas el problema en Venezuela “se basa en que desde pequeñas las niñas no tienen voz y desarrollar lo que les gusta es algo que no se tiene. Por eso es muy importante el desarrollo de la igualdad de género desde muy corta edad y mostrar que sí tienen la oportunidad y sí pueden pensar en grande y hacerlo”.

Nota relacionada MasterCard y el BID se unen para impulsar a las mujeres empresarias de América Latina

“La cultura nos lleva a esperar que el hombre sea presidente y que la mujer sea de la casa”, afirma La Rosa, una frase que engloba la expectativa que la sociedad tiene en la mayoría de los países de la región. “En Venezuela vemos muchas mujeres a la cabeza de organizaciones de desarrollo social porque nos duele el problema y trabajamos para que lo que se vive no vuelva a suceder. Creo que este es el único sitio donde estamos liderando”, agrega.

Desde Aliadas en Cadena atendieron, mediante foros de chats, a 2 mil mujeres en los primeros cinco meses de la pandemia, quienes ante situaciones de violencia recurrieron a las psicólogas de esta ONG.

Helena Carpio, jefa de innovación en Prodavinci, les dice a las jóvenes que “la única forma de llegar a la cumbre es no ver para atrás”. Sin dejar a un lado que “importa mucho que las mujeres estén en liderazgo”.

“El rol social de la mujer en nuestra sociedad es ser madres y si no se hace, impacta muchísimo hasta el punto de hacerla sentir menos mujer (…) pero la mujer puede ser lo que le provoque”, expresa.

Según Lisseth Escalante, economista y coordinadora de investigación Anova Policy Research, donde ha investigado temas de pobreza, mercado laboral y educación en el país, “la brecha de género da la información necesaria para actuar”.

“Las mujeres están saliendo del mercado laboral en el país y eso es un problema gravísimo. Actualmente, 37% de las mujeres participa en el mercado laboral cuando en 2013 era 50%. Y no solo están dejando de trabajar, sino que tampoco están estudiando. 40% aproximadamente en edades entre 18 y 24 años no está ni estudiando ni trabajando, lo que a largo plazo genera consecuencias en la inserción laboral”, enfatiza.

Nota relacionada IE University lanza el Women Empowerment Challenge

Escalante destaca que a esto “se suman las brechas salariales, que en términos generales se puede establecer que ronda el 20%. Las mujeres en promedio ganan menos que los hombres”.

Las palabras de esta economista para las nuevas generaciones femeninas son: “Plantéate un objetivo y sigue luchando por él, adaptándote a los cambios para que puedas avanzar a pesar de que estés en un sector mayoritariamente de hombres”.

Las tres mujeres en cargos de poder fueron las panelistas del evento de Women’s Entrepreneurship Day Organization (WEDO), iniciativa con presencia en 119 países y enfocada en promover el empoderamiento de las mujeres en los negocios. El foro fue realizado en la sede de Impact Hub Caracas.

Claudia Valladares, presidenta y cofundadora de Impact Hub Caracas y emprendedora social, destacó durante su intervención que el sueño de quienes en Venezuela hacen acciones sociales es dejar de hacerlo, porque la respuesta se convirtió en una política pública y para que eso ocurra las presentes afirman que deben continuar estos espacios donde los cambios se establecen y las desigualdades se encaran.