Musk se convierte en el máximo accionista de Twitter y además asegura hacer valer su voz en la red social, abriéndose paso en su junta directiva. Parag Agrawal, CEO de Twitter, hizo saber el martes el nombramiento de Musk como miembro de la junta directiva de la empresa.

En las conversaciones mantenidas con Elon en las últimas semanas nos quedó claro que aportaría un gran valor a nuestra junta. Es un creyente apasionado y un crítico intenso del servicio, que es exactamente lo que necesitamos en Twitter y en la sala de juntas para fortalecernos a largo plazo”, subrayó Agrawal.

EL empresario, ya es dueño del 9,2% de Twitter y alegó a su nombramiento como miembro de la junta directiva de la red social asegurando que implementaría «mejoras significativas en la plataforma».

Cabe destacar, que el nuevo compromiso de Musk en la red de microblogging viene acompañado de algunas restricciones. Por ejemplo, por ser miembro de la junta directiva de Twitter, el empresario no podrá subir su participación en la compañía en más de un 14,9%. Es decir, la especulación que ha circulado en los últimos días sobre una eventual adquisición total de Twitter por parte de Elon Musk se quedaría en el olvido.

En 2021 Jack Dorsey, cofundador y por aquel entonces CEO de Twitter, aprobó el bastón de mando a Parag Agrawal, que está convencido de que Elon Musk es una perfecta adición a la junta directiva de la empresa que lidera.

Asimismo, el CEO de Tesla es dueño de 73,5 millones de acciones en Twitter, (3.000 millones de dólares). Instigados por el nombramiento de Elon Musk, los títulos de la red social aumentaron un 5% en los mercados bursátiles después de protagonizar el lunes un incremento de más del 27%.

En los últimos doce meses, antes de la entrada en escena de Musk, las acciones de Twitter habían sufrido una depreciación del 38%.

Musk lanzó una encuesta donde planeaba la posible introducción de un botón para editar en Twitter

Elon Musk será miembro de la junta directiva de Twitter hasta que la compañía celebre su asamblea anual de accionistas de 2024.

En la plataforma Musk cuenta con una lista de seguidores, alcanzando los 80 millones de personas que siguen las andanzas del CEO de Tesla en la red social Twitter, donde, además, Musk acostumbra a mostrarse extraordinariamente deslenguado.

Luego de ser reconocido como accionista mayoritario de Twitter Elon Musk lanzó en esta plataforma una encuesta en la que preguntaba a sus «followers» si quería o no un botón para editar. En menos de tres horas más de 1,2 millones de personas tomaron parte en este sondeo. Alrededor de tres cuartas partes de los participantes en la encuesta se mostraron a favor de un botón para editar en Twitter (algo que la red social ha descartado siempre de manera categórica, al menos hasta la fecha).

En contexto, parte de su accionariado y de su junta directiva, Musk no ha dudado en lanzar duros dardos contra Twitter en el pasado. En una ocasión llegó a acusar a esta plataforma de socavar la libertad de expresión.

Musk está no solo al frente del fabricante de automóviles eléctricos Tesla, sino que capitanea también la empresa aeroespacial SpaceX, la empresa especializada en neurotecnología Neuralink y la firma de excavación e infraestructuras The Boring Company. Desde noviembre del año pasado Musk se ha desprendido de títulos de Tesla valorados en 16.4000 millones de dólares.