El yuan chino superó el viernes las 7 unidades por dólar, por primera vez en dos años, presionado por el alza de la moneda estadounidense y las expectativas del mercado de una subida aún más agresiva de las tasas de interés de la Reserva Federal.

El yuan en el mercado local terminó la sesión en 7,0166 por dólar, lo que supone una baja de casi el 0,3% en el día y el cierre más débil desde el 14 de julio de 2020.

Nota relacionada Cierre bajista en las bolsas de Asia pese a datos económicos positivos en China

La moneda en el extranjero cotizaba en 7,0316 yuanes por dólar a las 0830 GMT.

El viernes fue la tercera vez que el yuan, cuya cotización está muy controlada, ha superado la marca de las 7 unidades desde la crisis financiera mundial de 2008. En el pasado, las autoridades se han apresurado a intervenir en el mercado para defenderlo.

Cruzar el nivel podría avivar el miedo a la salida de capitales, justo cuando las autoridades quieren reunir recursos para reactivar una economía que se tambalea por los brotes de COVID-19 y la profundización de la crisis inmobiliaria.

Nota relacionada Caídas en Asia están lideradas por el Hang Seng de Hong Kong

Antes de la apertura del mercado, el Banco Popular de China (PBOC) fijó el tipo de cambio medio del yuan en 6,9305 por dólar, o un 0,3% más débil que la vez anterior.

El considerable retroceso en la fijación del viernes indica que el banco central podría haber permitido al yuan cruzar la marca de los 7, dijo Ken Cheung, estratega jefe de divisas asiáticas de Mizuho Bank.

«Mientras el ritmo de depreciación no sea demasiado rápido y se mantenga bajo control, debería estar bien».

Nota relacionada La Bolsa de Hong Kong lidera las subidas en Asia con un avance del 2,59%

Varios operadores de divisas dijeron que ahora ven entre 7,1 y 7,2 por dólar como próximo objetivo, mientras que 7 se ha convertido en un nivel de resistencia, ya que la amplia fortaleza del dólar debería de seguir pesando sobre la mayoría de las divisas de los mercados emergentes.