El yen, un activo sensible a las tasas de interés, se desplomaba el martes y superaba las 142 unidades por dólar, al mismo tiempo, la libra esterlina y el euro intentaban -y en el caso de la divisa comunitaria no lo conseguía- recuperarse de mínimos de varios años tocados el lunes ante el billete verde.

El dólar obtenia una ganancia de 1,07% ante su par japonés, a 142,1 yenes, un máximo de 24 años. La moneda estadounidense ha subido un 23% frente a la divisa nipona en lo que va de año.

«El mercado de divisas está volviendo a centrarse en las subidas de tasas de los principales bancos centrales y el Banco de Japón (BoJ) destacó en el simposio de Jackson Hole como el único que se mantuvo firme en mantener la política monetaria expansiva», afirmaron los analistas de HSBC en una nota.

Nota relacionada El yen sobrepasa las 140 unidades por dólar por primera vez en 24 años

«La correlación del USD-JPY con los rendimientos en Estados Unidos ha repuntado, hasta acercarse a su nivel más fuerte del año», escribieron en la nota, titulada «JPY: mirando al abismo». El banco cambió su previsión para la paridad a 144 al final del tercer trimestre, frente a los 140 anteriores.

El rendimiento de los bonos referenciales a 10 años del Tesoro estadounidense operaba al 3,2557%, frente al cierre del viernes del 3,191%. Los mercados estadounidenses permanecieron cerrados el lunes por un festivo.

Por otro lado, el retorno de la deuda pública japonesa a 10 años cotizaba al 0,24%, debido a la política de control de la curva de rendimiento del BoJ.

Asimismo, la libra y el euro ganaban más de un 0,6% frente al dólar en las operaciones matinales europeas, aunque mientras que la primera logró mantener parte del alza, subiendo un 0,35% a 1,1564 dólares, el euro retrocedía y operaba plano a 0,99205 dólares, apenas por encima de su mínimo intradía de 20 años alcanzado el día anterior.

En China, los esfuerzos de las autoridades por frenar la reciente depreciación del yuan resultaban infructuosos y tocaba un nuevo mínimo de dos años de 6,9784 unidades en las operaciones «offshore«.