Goldman Sachs dijo este lunes que prevé un valor de 80 dólares por barril en el cuarto trimestre de 2021, pese a la posible reanudación del suministro iraní en julio.

La entidad atribuye el incremento de sus previsiones al repunte registrado por la demanda, “impulsado por las vacunas frente a la oferta inelástica».

TE PUEDE INTERESAR: Petróleo avanza por obstáculos en las conversaciones de Irán

La semana pasada los precios del petróleo cayeron luego de que el presidente de Irán, Hassan Rouhani, señalara que Estados Unidos está listo para levantar las sanciones a los sectores petrolero, bancario y marítimo de Teherán.

Sin embargo, estas declaraciones quedaron sin efecto cuando surgió un obstáculo potencial para revivir el acuerdo nuclear con Irán de 2015 que podría agregar más suministro de petróleo, permitiéndole al barril recuperar ganancias en la jornada del lunes.

Las conversaciones indirectas entre Washington y Teherán se reanudarán esta semana.

En tanto, Goldman Sachs afirmó que la demanda mundial podría aumentar en 4.6 millones de barriles por día hasta fin de año, compensando el reciente impacto del coronavirus en el consumo y probablemente una recuperación más lenta en el sur de Asia y América Latina.

«La movilidad está aumentando rápidamente en Estados Unidos y Europa, las vacunas se aceleran y los bloqueos se levantan, y el transporte de mercancías y la actividad industrial también suben», afirmó la entidad en un comunicado.

El banco también espera que la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y una alianza liderada por Rusia, un grupo conocido como OPEP+, compensen cualquier aumento en la producción de Irán deteniendo durante dos meses un alza de su bombeo en la segunda mitad de 2021.

TE PUEDE INTERESAR: Chilena Codelco asegura que su producción peligra si se aprueba ley sobre glaciares

 

Con información de Reuters

 

LEA MÁS: Hoteles de España se recuperan en abril por el aumento de pernoctaciones