El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este jueves con un retroceso del 0,24%, hasta 86,75 dólares, tras las fuertes subidas de los últimos días, que han llevado al crudo de referencia en Estados Unidos a niveles no vistos desde 2014.

Nota relacionada EEUU: Reservas de crudo bajan 4,6 millones de barriles, mucho más de lo esperado

A las 9.05 hora local (14.05 GMT) en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en febrero -que expiran hoy- perdían 21 centavos con respecto al cierre previo.

Nota relacionada EEUU reporta sorpresiva caída de reservas de crudo

El crudo retrocedió con algunos inversores buscando hacer caja tras las alzas recientes, que han hecho que el barril se sitúe por encima de los 86 dólares por primera vez en siete años, consecuencia de la brecha entre oferta y demanda que registra el mercado.

Nota relacionada Precios del petróleo: Entre pánico y resurrección

También están elevando los precios del petróleo las tensiones en Oriente Medio, sobre todo después del reciente ataque lanzado por los rebeldes hutíes de Yemen contra Emiratos Árabes Unidos, y los temores a un conflicto en Ucrania, según los analistas.

En los últimos días, la tendencia al alza se ha reforzado por la suspensión temporal del servicio en el oleoducto Kirkuk-Ceyhan, entre Irak y Turquía, consecuencia de un incendio y después de que se supiera que la alianza OPEP+ está teniendo dificultades para alcanzar sus cuotas de producción debido a las interrupciones imprevistas en el suministro de algunos de sus miembros, como Libia o Kazajistán.