El Gobierno del Líbano anunció este martes que aplicará un aumento sobre los precios del combustible, en medio de una grave escasez del carburante y después de que en las últimas semanas se registrasen colas kilométricas en las gasolineras.

De acuerdo a las autoridades, el incremento podría ayudar a disminuir la situación que sufre el país por la escasez, al tiempo que se llevan a cabo redadas contra las estaciones de servicio que no estaban poniendo a la venta sus suministros.

TE PUEDE INTERESAR: Banco Mundial estima que PIB chino suba 8,5% este año

El Ministerio de Energía libanés señaló a través de una circular que el diésel subió más de un 38% al pasar de las 33.300 libras libanesas por 20 litros, es decir, unos 22 dólares al cambio oficial y 2 dólares en el mercado negro, a 46.100 libras, unos 30,7 dólares al cambio oficial y 2.7 en el mercado negro.

Mientras que la gasolina de 98 octanos como la de 95 octanos pasarán a costar alrededor de un 35% más con las nuevas tarifas.

Analistas y clientes han acusado a las gasolineras de guardar el preciado bien para venderlo con un mayor margen de beneficio tras la esperada entrada en vigor de nuevos políticas de subsidios del combustible.

El Gobierno interino dio luz verde el pasado viernes a subsidiar el combustible, aplicando el cambio de 3.900 libras por dólar, en vez que el tipo oficial de unas 1.500 libras, si bien en el mercado negro la moneda local roza las 17.000 libras por un billete verde.

Sin embargo, se teme que la medida provoque también una importante subida en el coste de otros productos que precisan del combustible durante su manufactura y transporte hasta el punto de venta.

 

TE PUEDE INTERESAR: Crypto.com llega a la Fórmula 1 para afianzar la presencia del mercado en la histórica competencia

 

Con información de Reuters

 

LEA MÁS: Advierten que escasez de combustible en Venezuela limita posibilidad de poner productos lácteos en el mercado