El Nikkei japonés cerró al alza el lunes, impulsado por las perspectivas de recortes de tipos en Estados Unidos, que también animaron al S&P 500 y al Nasdaq a finales de la semana pasada, aunque las acciones del sector marítimo cayeron ante las expectativas de que la reanudación del transporte marítimo en el mar Rojo afectara a las tarifas de flete.

El Nikkei subió un 0,26% y cerró en 33.254,03 puntos, mientras que el Topix subió un 0,04% y se situó en 2.337,40 puntos.

Nota relacionada El PIB de Japón crece por encima de lo anticipado y el Nikkei sube un 2%

«Las ganancias fueron limitadas, ya que los inversores dudaron en hacer apuestas activas con el cierre de los mercados extranjeros por las vacaciones de Navidad», dijo Takehiko Masuzawa, jefe de operaciones de Phillip Securities Japan.

Las bolsas estadounidenses cerraron el viernes con divergencias: el Nasdaq se unió al S&P 500 en territorio positivo, mientras que el Dow terminó nominalmente a la baja al digerir los mercados unos datos de inflación más fríos de lo esperado, que respaldaron la posibilidad de que la Reserva Federal recorte los tipos de interés en el nuevo año.

Nota relacionada El yen sigue devaluándose y rebasa las 143 unidades por dólar

«Aunque los mercados mostraron tendencias dispares, la única tendencia evidente fue el descenso de las empresas de transporte marítimo», afirmó Masuzasa.

Las acciones de estos valores se vieron arrastradas por la noticia del domingo de que la danesa Maersk se está preparando para reanudar las operaciones de transporte marítimo en el mar Rojo y el golfo de Adén.

Nota relacionada Producción industrial de Japón aumentó un 1 % en julio

Las acciones de la naviera japonesa subieron un 17% la semana pasada ante las expectativas de un aumento de los fletes, ya que las compañías navieras mundiales estaban navegando alrededor del Cabo de Buena Esperanza para evitar los ataques de los hutíes en el mar Rojo.

El índice de acciones navieras cayó un 6,51% el lunes y fue el sector con peores resultados entre los 33 subíndices industriales de la Bolsa de Tokio.

Fuente: Reuters.