El PIB del gigante asiático crecerá este año un 3,2% y acelerará su expansión al 4,4% en 2023

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado a China «recalibrar» su estrategia en la lucha contra la propagación de la Covid-19 y tomar medidas para poner fin a la crisis del sector inmobiliario con el objetivo de impulsar el crecimiento.

«A corto plazo, una recalibración de la estrategia Covid, incluida una aceleración en la vacunación y más acciones para poner fin a la crisis del sector inmobiliario, respaldaría el crecimiento», apunta la misión de la institución que visitó China a principios de noviembre.

Nota relacionada Violentas protestas en la fábrica de Apple más grande del mundo en China

Según las previsiones del FMI, el PIB del gigante asiático crecerá este año un 3,2% y acelerará su expansión al 4,4% en cada uno de los dos años siguientes.

En su evaluación, la jefa de la misión del FMI para China, Sonali Jain-Chandra, apunta que, a pesar de que la estrategia de Pekín se ha vuelto más ágil, la necesidad de bloqueos más frecuentes pesa sobre el consumo y la inversión privada, incluso en el sector de la vivienda, donde el endurecimiento regulatorio, «aunque bien intencionado para frenar el alto apalancamiento», se ha sumado a graves tensiones financieras para los promotores, provocando una rápida desaceleración de las ventas e inversiones, junto con una fuerte disminución en los ingresos de los gobiernos locales.

Nota relacionada Futuros del maíz y el trigo caen en Chicago por preocupación por China, firmeza del dólar

En este sentido, considera necesarios establecer mecanismos adicionales para completar los proyectos inmobiliarios inconclusos y proteger a los nuevos compradores del riesgo de incumplimiento, que ayudarán a restaurar la confianza de los compradores y facilitarán la reestructuración en función del mercado.

«A mediano plazo, las reformas estructurales, incluida la mejora del modelo de preventa, el reequilibrio y el aumento de la disponibilidad de opciones alternativas de ahorro, deberían contribuir a una transformación gradual del mercado de la vivienda hacia un tamaño más sostenible«, añade.

Nota relacionada Los metales industriales suben después de que China flexibilizara las medidas COVID

Por otro lado, los técnicos del FMI recomiendan fortalecer las políticas prudenciales para garantizar la estabilidad financiera y reconstruir las reservas de capital, señalando que las políticas crediticias para empresas y hogares destinadas a aliviar las presiones de liquidez por los bloqueos deben basarse en el mercado, estar sujetas a plazos y ser específicas.

Para el próximo año, el FMI considera que una postura de política fiscal neutral, orientada a apoyar a los hogares, ayudará a reequilibrar hacia el consumo y a impulsar el crecimiento de manera más efectiva, mientras que espera que la política monetaria seguirá siendo acomodaticia y relacionada con medidas sobre los tipos de interés.

«Para elevar el potencial de crecimiento a mediano plazo, en medio de los vientos en contra de la demografía y las presiones de fragmentación, será clave volver a acelerar las reformas estructurales basadas en el mercado, como garantizar neutralidad competitiva entre empresas privadas y estatales», añade Jain-Chandra.

Fuente: Europa Press.