El hundimiento del bitcoin (BTC) preocupa al mercado. La criptomoneda reina se ha desplomado en las últimas horas y ha llegado a perder los 54.000 dólares, aunque en estos momentos trata de recuperarse con timidez. La caída ha sido de tal magnitud que la capitalización bursátil ha caído más de un 5% en las últimas 24 horas.

En concreto, la sangría del bitcoin ha provocado que el mercado de criptomonedas haya perdido 170.000 millones de capitalización bursátil en el último día, según datos de CoinGecko.

Nota relacionada El bitcoin pierde los 60.000 dólares y el sentimiento toca mínimos de 2023

Por ponerlo en perspectiva: la capitalización de Tether (USDT), la mayor ‘stablecoin’ y el tercer mayor token de todo el mercado es de 112.000 millones de dólares. La de ethereum (ETH), es, en estos momentos, de 350.000 millones de dólares: poco más del doble.

Estas caídas, explican los analistas, se deben en buena medida a que Mt. Gox ha iniciado su programa de reembolsos. Tras varios días de espera, la extinta criptobolsa ha comenzado a devolver parte del bitcoin robado en un ciberataque en 2014. Según datos de la firma de análisis blockchain Arkham Intelligence, Mt. Gox movió unos 47.228 BTC, valorados en 2.600 millones de dólares a precios de mercado actuales, a las 2:27 horas del viernes a un monedero en frío.

Nota relacionada El bitcoin pone en juego los 60.000 dólares

Mediante este proceso, la compañía devolverá, solo en criptomonedas, unos 140.000 BTC (7.700 millones de dólares) y otros 143.000 tokens de bitcoin cash (BCH; 41,6 millones). El mercado teme que muchos de los inversores que recuperen su BTC decidan venderlo inmediatamente, provocando un exceso de oferta y, en consecuencia, una caída mayor de los precios. Los temores no son infundados: a cierre de 2014, el bitcoin apenas superaba los 300 dólares y, en el momento del hackeo, cotizaba a unos 600 dólares.

Antonio Ernesto Di Giacomo, analista de mercados de XS.com, señala que hay otros factores que están dañando a la criptomoneda reina. Entre ellos, destaca la reciente debilidad del dólar estadounidense, la venta masiva de grandes ballenas (los mayores tenedores de bitcoin) y las recientes ventas del Gobierno alemán, que está generando un exceso de oferta en el mercado. «Estos movimientos estratégicos de los principales actores del mercado han añadido otra capa de volatilidad e incertidumbre«, afirma.

Nota relacionada El bitcoin sube con fuerza en el comienzo de un mes históricamente muy positivo

«Este acontecimiento pone de relieve la vulnerabilidad del mercado de criptomonedas a influencias externas y la importancia de la confianza y la estabilidad en este sector en rápida evolución. La atención se centrará en cómo se desarrollan los acontecimientos en los próximos días y semanas», sentencia este estratega.

Fuente: Bolsamanía.