El dato de inflación de abril tendrá una importancia mayúscula en los futuros precios de los activos digitales

Las criptomonedas repuntan con moderación en este inicio de semana. El bitcoin (BTC) se sitúa alrededor de los 61.600 dólares tras remontar un 1,5% en las últimas 24 horas, mientras que el ethereum (ETH) trata de acercarse a los 3.000 dólares, aunque sube con mucha más moderación.

En la esfera de las ‘altcoins’ también se impone el verde. La solana (SOL) sube con ganas en las primeras horas de la sesión después de retroceder más de un 1% desde el domingo, al igual que XRP o dogecoin (DOGE). Por el contrario, otros tokens como cardano (ADA) o, sobre todo, toncoin (TON) extienden las ganancias. Este último ha subido un 18% en los últimos 7 días después de varias noticias positivas relacionadas con distintas aplicaciones de mensajería instantánea, ya que The Open Network es la principal blockchain elegida por estos proyectos.

Nota relacionada El bitcoin y las criptos siguen en retroceso: ¿Hasta dónde pueden caer?

En cuanto al bitcoin, la criptomoneda reina busca recuperar la senda alcista tras perder un 4% en la última semana y escalar hasta los 65.000 en los primeros días de mayo. No obstante, los inversores se han vuelto bastante optimistas después de que el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, asegurara que no veía subidas de los tipos de interés en el futuro y una serie de datos macroeconómicos parecieran apoyar la perspectiva de recortes de tipos de interés una vez pase el verano.

Con todo, el viernes no fue un gran día en este frente. Por un lado, la presidenta de la Fed de Dallas, Lorie Logan, planteó sus dudas sobre la actual política monetaria del banco central estadounidense, la cual podría ser insuficiente para controlar una inflación que presenta «importantes riesgos» al alza en estos momentos. De su lado, la encuesta de la Universidad de Michigan sobre el sentimiento de los consumidores de mayo cayó a 67,4 puntos desde los 77,2 anteriores, casi 9 puntos por debajo de las previsiones de los economistas. Y lo que es aún más inquietante, las expectativas de inflación a un año aumentaron hasta el 3,5%, desde el 3,2% anterior y en contra de las previsiones del 3,2%.

Nota relacionada El bitcoin y las criptos se recuperan ante la perspectiva de una Fed más blanda

En este sentido, el dato de inflación de Estados Unidos de abril, que se conocerá este miércoles, será clave para reforzar los argumentos de una u otra parte. El consenso espera que el Índice de Precios al Consumo (IPC) se modere en tasa general hasta el 3,4% interanual, una décima porcentual menos que en el mes anterior, al tiempo que pronostican una caída de dos décimas porcentuales de la tasa subyacente hasta el 3,6%.

Sea como fuere, lo cierto es que el bitcoin sigue atrapado entre los 60.000 y los 72.000 dólares, un rango en el que se viene moviendo desde que alcanzase sus últimos máximos históricos en la primera quincena de marzo. Según Charles Edwards, fundador del fondo de cobertura de criptomonedas Capriole Investments, la criptomoneda reina está en «una fase de ‘aburrirte hasta la muerte»‘ y el período de consolidación de precios actual podría extenderse entre uno y seis meses, ya que los inversores parecen querer tener muchas más certezas que las actuales para operar con los activos digitales. «Los síntomas (‘halving’ descontado, creencia de que el mercado alcista ha terminado…) y las apuestas en corto alcanzarán su punto álgido justo antes de un gran ‘rally’ alcista», ha agregado en una publicación en su cuenta de X (antigua Twiiter).

Nota relacionada El bitcoin se enfría tras el ‘halving’ y el mercado busca señales alcistas en el futuro

Esta tesis es compartida por los expertos de la firma de análisis blockchain Santiment, los cuales destacan que parece haber poco interés en comprar las últimas caídas del bitcoin… aunque eso no tiene por qué ser negativo ‘per se’. «En general, la falta de fe de la multitud es una fuerte señal de que los precios están cerca de tocar fondo», apuntan.

Fuente: Bolsamanía.