Los fondos cotizados de BTC al contado cerraron su segundo mejor día del año

Giro alcista en el mercado de las criptomonedas. El bitcoin (BTC) sube un 3% en las últimas 24 horas y rebasa los 71.000 dólares por primera vez desde el pasado 21 de mayo, hace ya dos semanas. De su lado, el ethereum (ETH) gana cerca de un 1% en el último día y trata de consolidar los 3.800 dólares.

El signo también es positivo en las ‘altcoins’. Las ganancias han estado lideradas por uniswap (UNI), tras una publicación en las redes sociales por parte de la organización de desarrollo de protocolos Uniswaps Labs en la que pedían a los usuarios que se preparan «para algo super». A su vez, Binance coin (BNB) remonta alrededor de un 12%, se acerca a su máximo histórico y supera los 100.000 millones de dólares de capitalización bursátil gracias al aumento de los lanzamientos de nuevos tokens en Binance Launchpool.

Nota relacionada El bitcoin se enfría tras el ‘halving’ y el mercado busca señales alcistas en el futuro

También suben con fuerza toncoin (TON), shiba inu (SHIB), solana (SOL), dogecoin (DOGE) o avalanche (AVAX), entre otros, mientras que los repuntes son algo más moderados en XRP y cardano (ADA).

Son varios los factores que se han alineado para que se produzcan estas subidas, pero quizás el más notable tenga que ver, como viene siendo habitual, con los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) de BTC al contado. Estos productos de inversión consiguieron entradas netas de capital de más de 880 millones de dólares este martes, sumando 17 sesiones positivas de forma consecutiva. Fue el mejor día de entradas desde el 12 de marzo y el segundo mejor desde que los ETF de BTC comenzaron a cotizar.

El FBTC de Fidelity recibió 378 millones de dólares en entradas, la mayor cantidad entre todos los ETF, y cerró su mejor día desde comienzos de marzo. De su lado, el IBIT de BlackRock captó 270 millones de dólares y alcanzó los 20.000 millones de dólares en activos bajo gestión.

Nota relacionada El bitcoin y las criptos siguen en retroceso: ¿Hasta dónde pueden caer?

Según Eric Balchunas, analista sénior de ETF de Bloomberg, los 11 ETF de BTC al contado ingresaron unos 2.400 millones de dólares en entradas el mes pasado y su volumen neto en lo que va de año ha superado la barrera de los 15.000 millones de dólares. Solo otros dos ETF, SPDR S&P 500 ETF Trust (SPY) y Vanguard S&P 500 ETF (VOO), captaron más dinero en mayo.

«La capacidad de recuperarse con un interés renovado después de un par de ventas desagradables es poco común. Esto demuestra el poder de permanencia (de los ETF de BTC). La ‘tercera ola’ (de demanda y consiguientes subidas) se está convirtiendo en maremoto«, ha explicado en su cuenta de X (antigua Twitter).

Tras la euforia inicial que llevó al bitcoin a alcanzar sus máximos históricos a mediados de marzo, las entradas se ralentizaron en abril e incluso llegaron a ser negativas en algunas jornadas. No obstante, según datos de Farside Investors, desde el 16 de mayo las entradas netas han alcanzado una media diaria de 140 millones de dólares, con IBIT captando unos 1.100 millones de dólares en este período.

Nota relacionada El bitcoin pone en juego los 68.000 dólares

Asimismo, estos últimos datos han catapultado la cotización de numerosas compañías dedicadas a la minería de bitcoin como Marathon Digital, TeraWulf, Bitdeer o Hive Digital, entre otras.

Estos datos ilusionan no solo por lo que significan para el bitcoin, sino también para el ether, ya que la mayoría de los inversores esperan que la eventual salida a bolsa de los ETF de ETH al contado consiga que la mayor ‘altcoin’ del mercado emule estos movimientos. En este sentido, un reciente informe de K33 Research pronostica que estos productos de inversión en ETH podrían ver entradas netas de 4.000 millones de dólares durante el segundo semestre, lo que haría que el ETH se revalorizara fuertemente en comparación con el bitcoin.

Por otro lado, los inversores siguen muy pendientes de los datos macroeconómicos que llegan desde Estados Unidos. Las últimas lecturas del PMI y del ISM manufacturero mostraron un enfriamiento de la primera economía del mundo, lo que podría postergar algo más de lo deseado los recortes de tipos de interés de la Reserva Federal (Fed). El informe de empleo de mayo, que se conocerá este viernes, será una referencia clave de cara a la reunión de la semana que viene del banco central, donde el foco estará más en las previsiones del organismo que en una decisión que ya está ampliamente descontada.

Fuente: Bolsamanía.