El sentimiento de aversión al riesgo ha hecho mella en la criptomoneda reina

Las criptomonedas tratan de levantar cabeza este viernes. El bitcoin (BTC) recupera los 59.000 dólares tras subir un 2% en las últimas 24 horas, mientras que ethereum (ETH) trata de volver a los 3.000 dólares. Ambos tokens acumulan una caída del 8% y el 5%, respectivamente, en la última semana.

En el resto de ‘altcoins’ también se impone el signo positivo. XRP sube alrededor de un 2% y es de los activos digitales que más en sus manos tienen alcanzar el saldo semanal positivo. Otras criptos como dogecoin (DOGE), cardano (ADA), shiba inu (SHIB) o avalanche (AVAX) suben con ganas, mientras que toncoin (TON) se dispara un 12%.

Nota relacionada El bitcoin se mantiene por debajo de los 60.000 dólares

Como venimos contando en los últimos días, las jornadas posteriores al ‘halving’ de Bitcoin no han sido las mejores para los criptoactivos. Tanto es así que la criptomoneda reina perdió los 60.000 dólares por primera vez desde febrero, lastrada por el creciente sentimiento de aversión al riesgo provocado por la perspectiva de que la Reserva Federal (Fed) podría tardar bastante más de lo esperado hace unos meses en bajar los tipos de interés.

En este sentido, el banco central estadounidense constató «una falta de mayores avances hacia el objetivo de inflación del 2%» al término de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de mayo. «El Comité no espera que sea apropiado reducir el rango objetivo hasta que haya adquirido una mayor confianza en que la inflación se está moviendo de forma sostenible hacia el 2%«, explicaron los funcionarios en un comunicado.

Nota relacionada El bitcoin no reacciona tras el ‘halving’: El mercado se centra en los datos y en la Fed

Por su parte, el presidente Jerome Powell volvió a subrayar la necesidad de una mayor confianza antes de ejecutar el pivote de la política monetaria y advirtió que «no está garantizado que la inflación baje» y que «el camino es incierto». No obstante, Powell también indicó que descarta una nueva subida de los tipos de interés en el corto plazo e hizo un par de guiños bastante ‘dovish’ que gustaron al mercado y que reforzaron la cotización de los principales criptoactivos tras su comparecencia.

Sea como fuere, ello no sirvió para evitar un día negro para los fondos cotizados (ETF, por sus siglas) de BTC al contado, que registraron su quinto día consecutivo de salidas netas con 563,7 millones de dólares siendo retirados del espacio. Además, también fue la primera sesión en la que el iShares Bitcoin Trust (IBIT), el fondo cotizado de BlackRock, registró flujos negativos con una salida de casi 37 millones de dólares tras varios días sin ningún movimiento.

Nota relacionada El bitcoin se enfría tras el ‘halving’ y el mercado busca señales alcistas en el futuro

No obstante, los analistas de Fidelity son positivos con las perspectivas de la criptomoneda reina y opinan que la volatilidad del principal activo digital está cayendo y lo seguirá haciendo mientras el mercado continúe madurando. «Los nuevos activos suelen tardar en descubrir sus precios, madurar y luego establecerse en una volatilidad más baja. Hay una clara tendencia a la baja en la volatilidad del bitcoin a lo largo de su vida y creemos que esta tendencia continuará a medida que el bitcoin siga madurando con el tiempo», explican en un reciente informe.

De su lado, el responsable de activos digitales de BlackRock, Robert Mitchnick, predice que se avecina una nueva oleada de entradas de un tipo diferente de inversor en los ETF de bitcoin. En una entrevista concedida al digital ‘CoinDesk’, Mitchnick destaca que en los próximos meses los fondos soberanos, los fondos de pensiones y las dotaciones comenzarán a operar con ETF al contado. Según este experto, BlackRock está asistiendo a «un reinicio del debate en torno al bitcoin», que gira en torno al tema de la asignación al bitcoin y cómo pensar en ello desde la perspectiva de la construcción de carteras y cree que hay una «demanda reprimida» que podría impulsar los precios al alza en el corto-medio plazo.

Fuente: Bolsamanía.