El optimismo está en máximos, aunque algunos analistas se preocupan por la sostenibilidad del ‘rally’

El bitcoin (BTC) sigue dejando titulares en esta escalada alcista. Y es que la criptomoneda reina ha superado por primera vez los 71.000 dólares durante las primeras horas de la sesión bursátil asiática después de romper la barrera de los 70.000 dólares la semana pasada. El mayor criptoactivo del mundo no ha dejado de subir desde principios del pasado mes de febrero y acumula una subida de cerca del 70% en lo que va de 2024.

Según datos del medio ‘CoinDesk’, esta subida del bitcoin ha elevado la prima anualizada de los futuros a tres meses en las principales criptobolsas por encima del 25%. Sin ir más lejos, este rendimiento es seis veces mayor que el del bono del Tesoro estadounidense a 10 años, que apenas supera el 4%.

Nota relacionada El bitcóin supera la cifra récord de 70.000 dólares

Esta elevada prima, explican, podría atraer a los operadores de ‘cash and carry’, impulsando la liquidez general del mercado. Esta es una estrategia neutral que busca beneficiarse de las discrepancias de precios en los mercados al contado y de futuros, combinando una posición larga en el mercado al contado con una posición corta en futuros cuando éstos cotizan con prima respecto a los precios al contado. A medida que se acerca el vencimiento de los futuros, la prima se va disipando, y el día de la liquidación, los futuros convergen con los precios al contado, generando un rendimiento con muy poco riesgo.

Sea como fuere, los analistas parecen estar de acuerdo en que la criptomoneda reina seguirá subiendo en los próximos meses y tiene opciones de alcanzar las 6 cifras, pudiendo llegar incluso hasta los 120.000 dólares en algún momento del cuarto trimestre. Según los expertos de Bitfinex, el punto álgido del actual ciclo alcista se alcanzará en algún momento del próximo año.

Asimismo, estos estrategas destacan que los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) no están mostrando ningún síntoma de debilidad y seguirán siendo un factor fundamental en los meses venideros, ya que «han introducido la demanda pasiva» en el mercado. «La demanda proviene de inversores que son en gran medida agnósticos de los precios. Perciben bitcoin como un depósito de valor en lugar de un activo volátil negociable, que ha sido el caso durante varios años antes de la introducción de los ETF», explican.

Nota relacionada El bitcoin supera los 67.000 dólares y sigue amenazando con romper máximos históricos

Lo cierto es que es difícil explicar estas últimas subidas sin el efecto que han tenido los ETF en los precios del bitcoin. Tras un período inicial de duda y ajuste de Grayscale Bitcoin Trust (GBTC), estos productos de inversión han captado por completo el interés del mercado y han crecido a un ritmo exponencial. El pasado 12 de febrero, teniendo apenas un mes de vida, los ETF en su conjunto ya tenían más bitcoin bajo gestión que MicroStrategy, el mayor tenedor institucional de criptomoneda del mundo. Hoy, a menos de dos meses desde su nacimiento, el fondo iShares Bitcoin Trust (IBIT) de BlackRock ya tiene más bitcoin que la compañía fundada por Michael Saylor.

Según los últimos datos, IBIT posee cerca de 196.000 bitcoins, lo que lo sitúa alrededor de 3.000 tokens por encima de las tenencias de MicroStrategy. Cabe señalar que es probable que la compañía haya aumentado sus posesiones de 193.000 BTC desde su último informe de resultados, ya que la firma aumentó recientemente su capital en 700 millones de dólares con la intención de aumentar su inversión en el criptoactivo rey. Por el contrario, cabe señalar que, en este período, GBTC ha reducido sus tenencias en alrededor de 200.000 BTC.

Nota relacionada El bitcoin por encima de 51.000 y el ethereum conquista los 3.000

Si bien es cierto que el optimismo está en unos niveles difícilmente repetibles, también lo es que la volatilidad en el mercado es palpable. De hecho, la semana pasada el bitcoin cayó con fuerza tras romper el máximo histórico de noviembre de 2021 y también tras superar los 70.000 dólares. Esta volatilidad ha hecho que algunos expertos se pregunten cuán sostenible es el ‘rally’ en el corto plazo y cuánto de especulación con futuras caídas hay en estas subidas abruptas. En este sentido, el Índice de Miedo y Codicia Cripto (‘Crypto Fear & Greed Index’) vuelve a situarse en terreno de «extrema codicia» y roza los 90 puntos.

Javier Molina, analista sénior de mercados de eToro, destaca este aumento de la volatilidad y señala que «desde la zona de los 69.000 dólares, estamos a la espera de algún catalizador que pueda darnos más pistas de evolución futura». «La ruptura de los 69.500 nos mete en zona de «descubrimiento de precio», con lo que ello implica tanto a nivel de euforia, como de atracción de nuevos flujos. El soporte queda en la zona de los 63.000-63.500, de perderse, nos llevaría a los 60.500 dólares anteriores«, agrega.

Fuente: Bolsamanía.