El bitcoin (BTC) ha vuelto a dar una sorpresa cuando el mercado menos lo esperaba. Tras varios días asentado en terreno de consolidación, la criptomoneda reina se disparó el lunes hasta superar los 57.000 dólares por primera vez desde noviembre de 2021. La fecha no es intrascendente, ya que fue en ese mes cuando el criptoactivo consiguió marcar máximos históricos para luego irse desinflando de forma progresiva. Ahora, el sentimiento del mercado es absolutamente distinto al de entonces y los expertos no se aventuran a pronosticar donde puede estar el techo.

«Con las ballenas (grandes tenedores de bitcoin) y otros nombres clave acumulando efectivo de nuevo en BTC antes del evento de reducción a la mitad de abril, los precios de bitcoin parecen propensos a continuar al alza a corto plazo«, señala James Harte, analista de mercados de TickMill Group.

Nota relacionada El bitcoin por encima de 51.000 y el ethereum conquista los 3.000

En este sentido, Whale Alert informó que el pasado viernes se transfirieron 26.200 bitcoins a una cartera anónima, equivalentes a 1.300 millones de dólares, y se compraron a un precio de 51.000 dólares. Esta actividad «masiva» de una ballena «formaba parte de una serie creciente de transferencias de BTC a carteras digitales no vinculadas a criptointercambios, un indicio del aumento de las tenencias con fines de inversión a largo plazo», explica Samer Hasn, analista de mercados de XS.com.

«Últimamente se ha hablado mucho de ballenas de BTC que añaden posiciones alcistas. De hecho, esta semana el mercado se ha visto impulsado por la noticia de que la empresa de software y criptoinversora MicroStrategy había comprado 3.000 unidades de BTC por 155 millones de dólares. Además, Reddit señaló que había invertido parte de su exceso de reservas de efectivo en BTC», agrega Harte.

EL ‘HALVING’, UN ACONTECIMIENTO CLAVE

Según Harte, la gran pregunta es si el ‘rally’ continuará después del ‘halving’ que tendrá lugar el próximo mes de abril o si será un caso de «comprar el rumor y vender la noticia». «Con la disminución de la oferta de bitcoins y otros factores que alimentan un aumento de la demanda, hay razones de peso para que la subida continúe este año, y algunos comentaristas apuntan a la marca de los 100.000 dólares a finales de año«, señala este experto.

Este proceso será la cuarta reducción a la mitad de las recompensas de la red Bitcoin tras las de 2012, 2016 y 2020. Históricamente, los ‘halvings’ han coincidido con ciclos alcistas en los meses anteriores y posteriores a su compleción. Un año después del primer ‘halving’, el bitcoin pasó de 12 dólares a casi 1.000 dólares. Tras el segundo, repuntó hasta los 2.550 dólares. Con el tercero, bitcoin cotizaba a 8.700 dólares y alcanzó un máximo de 19.700 dólares en diciembre de 2020. Y la mayoría de los analistas pronostican que hay muchísimas opciones de que la historia se repita.

Nota relacionada El bitcoin baja a 42.000 dólares

Con todo, otros como Rania Gule, analista de XS.com, se muestran algo más cautos y creen que el impulso alcista podría ser limitado. «Se han añadido más de 10.000 millones de dólares a su valor de mercado en sólo 17 días, en medio de la creciente expectación por el ‘halving’, que históricamente ha causado fluctuaciones en el precio, incluida una caída antes del acontecimiento, que creo que es probable que vuelva a ocurrir«, reflexiona.

LOS ETF VUELAN

Con todo, los grandes protagonistas de estas grandes subidas han vuelto a ser, como vienen siendo desde el pasado verano, los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) de bitcoin al contado. Según datos de Bloomberg, el conocido como ‘Big Nine’, que agrupa a 9 de los 10 grandes ETF de bitcoin y excluye a Grayscale Bitcoin Trust (GBTC), registró un volumen de negociación récord de 2.400 millones de dólares. Contando GBTC, el volumen negociado este pasado lunes fue de 3.219 millones de dólares.

«Los futuros de BTC han subido más del 40% desde los mínimos anuales a medida que la demanda se dispara a raíz de la aprobación de los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) de bitcoin al contado. Han abierto la inversión en BTC a la demanda institucional, que anteriormente no había podido participar en el sector», destaca Harte. Asimismo, este estratega recuerda que, a pesar de la corrección inicial de enero, impulsada por los inversores tradicionales que se desprendieron de sus participaciones y la venta de activos de FTX, la oferta y la demanda «han vuelto a inclinarse firmemente a favor de precios más altos«.

La mayoría de los analistas son muy positivos con el efecto que estos productos de inversión tendrán en la criptomoneda reina, especialmente desde que GBTC ha conseguido estabilizarse. Este lunes, el fondo de Grayscale vivió su mejor jornada desde la salida a bolsa el pasado 11 de enero, registrando un saldo negativo de apenas unos 900 bitcoins. Si GBTC consiguiera estabilizarse en terreno positivo, expertos como Hasn aseguran que será una señal alcista clave para los precios de la criptomoneda reina.

Nota relacionada Comportamiento bajista en el bitcoin, que sigue moviéndose en los 42.000 dólares

Manuel Villegas, analista experto en criptoactivos del banco suizo Julius Baer, también se muestra muy alcista con las perspectivas de la criptomoneda reina. Para este estratega, la clave radica en la tendencia a la baja de las salidas de los ETF. Según Villegas, la media móvil de 20 días de los flujos netos se sitúa en 245 millones de dólares y la demanda es «aún más asombrosa» cuando se contextualiza, ya que los mineros solo pueden generar una media diaria de unos 930 BTC, lo que equivale a «menos de 50 millones de dólares» a los precios actuales.

«Esto significa que la entrada media diaria en los ETF en los últimos 20 días es aproximadamente cinco veces superior al crecimiento medio de la oferta en el mismo periodo. Esto, unido a la creciente acumulación, en la que el 80% de la oferta de tokens no ha cambiado de manos en más de seis meses, y a la escasa profundidad del mercado de tokens, podría sentar las bases para una intensificación de la contracción de la oferta«, destaca. Y la reducción de la producción tras el ‘halving’, que se estima que caerá a unos 465 BTC diarios, podría exacerbar la presión sobre la oferta si se mantiene la demanda y mellar todavía más la profundidad del mercado.

Asimismo, Villegas señala que el desarrollo del mercado de ETFs en EEUU también ha supuesto «ventajas sustanciales» para los inversores, ya que los costes implícitos, «normalmente impulsados por los diferenciales, el deslizamiento y los errores de seguimiento, se han reducido considerablemente». «En el caso de la cohorte de ETF, los diferenciales y el deslizamiento son incluso inferiores a los de algunas bolsas centralizadas«, apunta este experto.

Por todo ello, Villegas ve un telón de fondo «fundamental muy sólido» para el bitcoin y cree que los precios «están bien soportados en torno a los niveles actuales, con un mayor potencial alcista». «Es probable que las expectativas de una política monetaria estadounidense más favorable proporcionen vientos de cola, en particular si la liquidez en dólares sigue aumentando. Dicho esto, este fundamental telón de fondo se entiende bien y el estado de ánimo en el mercado de BTC es indudablemente alcista», agrega.

«Creo que nada puede obstaculizar el sentimiento positivo entre los inversores de bitcoin ahora, especialmente con el desvanecimiento de las salidas de GBTC en conjunción con la proximidad del evento de reducción a la mitad el próximo mes de abril y una mayor adopción institucional de BTC, mientras que las correcciones de precios parecen ser como oportunidades de compra«, sentencia Hasn.

PERSPECTIVAS TÉCNICAS

Desde el punto de vista técnico, César Nuez, analista de Bolsamanía, señala que la criptomoneda está ofreciendo un «muy buen aspecto». «A mediados de mes vimos que pulverizaba la resistencia de los 49.430 dólares y, tras la formación de un gallardete, parece que podría subir tranquilamente hasta los 60.000 dólares«, destaca Nuez.

Su comportamiento en estos niveles, opina el experto de Bolsamanía, es «importante». Si logra superarlos, es «muy probable» que podamos acabar viendo una extensión de las subidas hasta los máximos históricos de finales de 2021. «No apreciaremos una señal de debilidad mientras que se mantenga cotizando por encima de los 50.000 dólares», agrega.

Fuente: Bolsamanía.