Algunos expertos señalan que la brusca corrección podría ser perjudicial en el corto plazo

Este martes se hizo historia en el mercado de las criptomonedas. Pasada la apertura del mercado estadounidense, el bitcoin (BTC) marcó nuevos máximos históricos al superar la barrera psicológica de los 69.000 dólares y posteriormente escalar por encima de los 69.200. La alegría no duró mucho y el criptoactivo rey se dio la vuelta rápidamente, retrocediendo hasta los 60.000 enteros y después estabilizándose en el nivel de los 67.000 dólares en el que se viene moviendo desde entonces. Pese a todo, su capitalización bursátil sigue siendo superior a la de gigantes como JP Morgan, Eli Lilly, Berkshire Hathaway, Visa, Novo Nordisk, Meta (matriz de Facebook) o Tesla.

Nota relacionada El bitcoin se acerca a sus máximos históricos

El empuje del bitcoin también sirvió de apoyo al resto de activos digitales alternativos. Y es que las ‘altcoins’ subieron con ganas, especialmente el ethereum (ETH), que se sitúa por encima de los 3.800 dólares, un nivel históricamente elevado para el segundo mayor criptoactivo del mercado. El resto de criptos siguió el movimiento del bitcoin y ahora trata de recuperar el terreno perdido en la última jornada.

«La volatilidad es alta, ya que el bitcoin coquetea con nuevos niveles récord. Esto último atrae nuevo interés y especulación, por supuesto», explica Ipek Ozkardeskaya, analista sénior de Swissquote Bank. Con todo, esta experta señala lo que venimos repitiendo varios días: hay una serie de factores, como la proximidad del ‘halving’ (reducción a la mitad de las recompensas de la red) o el entusiasmo que rodea a los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) al contado, provocarán un aumento mayor de la demanda e intensificaran la escasez de la oferta, lo que llevará al bitcoin a un precio más alto.

Nota relacionada El bitcoin por encima de 51.000 y el ethereum conquista los 3.000

Según algunos analistas, la presión vendedora se debió a la recogida de beneficios en los máximos históricos y a que los mineros se deshicieron de parte de sus tenencias de bitcoins. Los datos muestran que las entradas en ETF de bitcoin al contado siguieron siendo sólidas, con el IBIT de BlackRock acumulando más de 760 millones de dólares el martes. Por otro lado, los datos de CoinGlass muestran una enorme liquidación de posiciones de alrededor de 1.100 millones de dólares en las últimas 24 horas, de las cuales casi 900 millones eran largas o apuestas alcistas, consecuencia de la abrupta caída de los precios.

De su lado, Laith Khalaf, jefe de análisis de inversiones de AJ Bell, cree que es posible que esta marca no sea el punto álgido del actual mercado alcista, pero también advierte que «cualquiera que compre en él debería estar dispuesto a aceptar las posibles caídas, especialmente si el mercado de criptomonedas acaba demostrando ser el traje nuevo del emperador». «Bitcoin ha alcanzado un máximo histórico mientras el mercado tecnológico sigue disparándose. En momentos como este, los inversores deben mantener a raya el FOMO (miedo a perderse algo), especialmente cuando se trata de algo tan febril como las criptomonedas», apunta este experto.

Nota relacionada El bitcoin baja a 42.000 dólares

«A diferencia de Bitcoin, Nvidia ha registrado un crecimiento impresionante de sus beneficios, por lo que es una apuesta mucho más segura, aunque con una valoración superior y algunos elementos especulativos. Bitcoin no tiene beneficios y no genera ingresos, por lo que su cotización depende en gran medida del sentimiento. Si compras algo, dependes de que alguien pague más que tú más adelante para obtener beneficios. Aunque esto también se aplica a las acciones de las empresas, los beneficios de la economía real proporcionan un ancla en torno a la cual se aglutina el sentimiento. Incluso con esta fuerza estabilizadora, los mercados de renta variable pueden ser bastante agitados», explica Khalaf, quien en los últimos días se ha mostrado algo bajista con el futuro del criptoactivo rey. A este respecto, cabe señalar que el Índice de Miedo y Codicia (‘Fear and Greed Crypto Index’) sigue en niveles históricamente altos: alrededor de 90 puntos y señalando un escenario de «extrema codicia», que habitualmente es interpretado como una señal de una corrección inminente.

Y es que, según este experto, hay varios factores que pueden jugar en contra de la criptomoneda reina. Entre estos, Khalaf destaca la falta de regulaciones específicas para las criptomonedas o las preocupaciones medioambientales que rodean a las empresas de minería de BTC; estas compañías están acelerando la venta de sus tenencias ya que el ‘halving’ no solo provocará un importante descuento en sus tokens, sino que supondrá una gran prueba de estrés y podría generar un proceso de consolidación en un sector que necesitará grandes inversiones para ser más energéticamente eficiente.

Por otro lado, la adopción de las criptomonedas es otro factor a tener en cuenta para saber dónde acabará el bitcoin. «Todavía debemos averiguar dónde podemos utilizar bitcoin, pero los «to-the-mooners» (inversores muy alcistas) tienen todas las razones para creer que bitcoin podría alcanzar los 100.000 dólares por moneda«, sentencia Ozkardeskaya.

Fuente: Bolsamanía.