No hay reacción en el mercado de las criptomonedas. El bitcoin (BTC) continúa su sangría y ha perdido los 60.000 dólares durante la jornada bursátil asiática. La criptomoneda reina, que cotiza en los 58.500 dólares en los primeros compases de la sesión europea, ha llegado a marcar un mínimo intradía en los 57.932 dólares, según datos de CoinMarketCap.

¿Qué es lo que está pasando en el bitcoin? Según diversos expertos, que el sentimiento de los inversores está bajo mínimos. Recientemente, el Índice de Miedo y Codicia Cripto (‘Crypto Fear and Greed Index’, en inglés) ha caído hasta los 30 puntos, indicando una clara situación de «miedo» en el mercado, es decir, que los inversores no están nada convencidos del potencial a corto plazo de los activos digitales; en estos momentos, esta referencia se sitúa en los 40 puntos. Este dato es el peor desde septiembre del año pasado y se sitúa peligrosamente cerca de los niveles observados durante los últimos compases de 2022, momento en el que el criptoinvierno terminó de asentarse en el mercado tras el colapso de FTX en noviembre.

Nota relacionada El bitcoin pone en juego los 60.000 dólares

El motivo, explican, podría tener que ver con el programa de reembolsos Mt. Gox. Como venimos contando, los responsables de supervisar este proceso anunciaron que en julio comenzarían a devolver a los usuarios los más de 140.000 BTC, valorados en unos 9.000 millones de dólares, robados durante un ciberataque en 2014. El mercado teme que esto provoque un exceso de oferta en el mercado que hunda los precios, ya que los tokens sustraídos a estos inversores han multiplicado su valor por más de 100 veces: el BTC cerró 2014 en 320 dólares.

Los datos muestran que este temor es un real. Según CoinGlass, las operaciones de futuros que apostaban por precios más altos perdieron más de 230 millones en las últimas horas, la cantidad más elevada desde finales de junio. Algunos analistas señalan que esto podría ser favorable para los inversores, pues el apalancamiento estaría siendo eliminado del mercado y, en consecuencia, la volatilidad a corto plazo debería caer.

Sea como fuere, lo cierto es que los acontecimientos de las últimas jornadas parecen haber dado al traste con la esperanza de que julio fuese un mes alcista para el bitcoin. Históricamente, el séptimo mes del año ha sido positivo para la criptomoneda reina, en especial tras un junio especialmente bajista como el último. No obstante, analistas como los de QCP Capital pronostican un tercer trimestre de rendimientos «moderados» debido a la «incertidumbre» que impera en el mercado en estos momentos.

Nota relacionada El bitcoin sube con fuerza en el comienzo de un mes históricamente muy positivo

Por lo demás, no hay muchas más novedades. Destacar, eso sí, que Bitwise ha realizado una serie de modificaciones en el documento de solicitud S-1 para su fondo cotizado (ETF, por sus siglas en inglés) de ethereum (ETH) al contado, lo que, según el analista de ETF de Bloomberg Eric Balchunas, podría significar que estos productos reciban la aprobación definitiva en julio. Recientemente, el presidente de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés), Gary Gensler, dejo caer que el regulador podría autorizar la salida a bolsa de estos productos durante el verano.

En la escena macroeconómica, ayer se conocieron las actas de la reunión de junio de la Reserva Federal (Fed), documento en el que los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) pidieron «paciencia» con los tipos de interés hasta que la inflación se acerque al 2%.

Los últimos datos están siendo bastante positivos y parecen haber aumentado la posibilidad de que la Fed contemple un recorte en septiembre y otro a finales de año, aunque la gran cita de la semana será mañana con el informe oficial de empleo de junio. El pronóstico es que las nóminas no agrícolas caigan de forma significativa, lo que podría apoyar esta tesis.

Nota relacionada El bitcoin registra caídas y lucha por mantener el nivel de los 65.000 dólares

Por técnico, César Nuez, analista de Bolsamanía, explicaba ayer que la criptomoneda reina se encuentra muy cerca del soporte que presenta en los 56.910 dólares. «Estos precios son importantes ya que, muy cerca, se encuentra el soporte que le ofrece la media de 200 sesiones. Para confirmar una continuación de las subidas deberíamos esperar a la superación de los máximos de todos los tiempos que presenta en los 74.415 dólares», sentencia.

Fuente: Bolsamanía.