La Casa Blanca dijo este miércoles que no descarta liberar más petróleo de sus reservas estratégicas para responder a la escalada de precios del crudo derivada del aumento de tensión en Ucrania.

«Esa es ciertamente una opción que está sobre la mesa», afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, al ser preguntada al respecto en su rueda de prensa diaria. La misma recalcó:

«Lo que estamos viendo en el mercado tiene que ver con la expectativa de una mayor invasión (de Ucrania) por parte del presidente (ruso, Vladímir) Putin».

Nota relacionada La Bolsa española se desploma tras anuncio de Rusia de ofensiva sobre Ucrania

La portavoz del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que Washington está buscando formas de «minimizar» el impacto que la situación en Ucrania pueda tener en los mercados globales de energía y está en conversaciones con sus aliados en todo el mundo con ese objetivo.

Las reservas estratégicas de EE.UU., localizadas en grandes cavernas subterráneas en el sur del país, son las mayores del mundo y rondan actualmente los 600 millones de barriles.

Nota relacionada Reino Unido garantiza hasta 500 millones de dólares en préstamos a Ucrania

Esa reserva fue creada en 1975 después del embargo árabe de petróleo que elevó los precios y perjudicó la economía estadounidense. Su objetivo es evitar futuras interrupciones en el suministro de crudo y servir como una «herramienta de política exterior», de acuerdo con la web del Departamento de Energía.

Nota relacionada Luis Vicente León: Rusia-Ucrania es el evento económico y político que más impacto tiene sobre Venezuela en estos momentos

La tensión en Ucrania podría afectar a los precios en Estados Unidos, sumergido en una inflación no vista desde hace décadas, pero el mayor golpe lo podría sufrir la Unión Europea (UE), que compra el 41% de su gas natural de Rusia y depende también de ese país para el abastecimiento de crudo, según datos de Eurostat de 2019.

Varios gobiernos en Europa han reconocido este miércoles que los precios del gas subirán por la crisis en Ucrania, lo que llevará a un aumento de los precios de la electricidad.