El Dane mostro los resultados de PIB para el primer trimestre del año. Además, el crecimiento de la economía indicó un alza por encima de las expectativas, llegando a 8,5% para este lapso y con lo que se posiciona como el tercer mayor crecimiento entre países de la Ocde.

Este resultado positivo ha orientado a los analistas a considerar que a final de año el PIB puede estar por encima de las proyecciones iniciales. “Estamos convencidos de que la economía va a crecer durante todo el año por encima de 5%, los analistas e incluso el Gobierno consideran que la economía puede crecer por encima de 6%, comienza a verse una tendencia relevante sobre esta última expectativa”, dijo Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.

Esencialmente, el Banco de la República había aumentado su expectativa para el cierre de año en su último Informe de Política Monetaria, pasando a 5% desde una primera proyección de 4,3%. Sin embargo, el Gobierno Nacional también informó que es posible que haga un ajuste a su expectativa.

Seguramente en el marco fiscal que presentaremos revisemos la cifra de crecimiento. Y seríamos la segunda economía a nivel mundial con mayor crecimiento”, declaró el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo.

Asimismo, hay factores que pueden moderar ese crecimiento, como el alza en tasas del Emisor y la alta inflación, aún se ven buenas cifras de consumo privado, las cuales continúan alineando el crecimiento.

Restrepo también señaló que la tasa de intervención real sigue siendo negativa, con lo que es favorable para el crecimiento.

Aseguró que el Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que el país crezca por encima del promedio de la región y para cierre de año lo ubica en 5,8%.

Mauricio Hernández, economista de Bbva Research, destacó que, si bien mantienen su expectativa en 4,5%, aunque sí considera que este resultado genere un sesgo alcista tras estos datos.

Juan Pablo Espinosa, director de Investigaciones Económicas de Bancolombia, afirmó que, en efecto, al ser un resultado mayor al esperado genera un sesgo al alza. “Nuestro escenario central era de 4,7% para el año y después de la publicación ponemos esta cifra como escenario piso y el rango superior de 6%”.

Destacó que hacia el segundo semestre espera una moderación del crecimiento influido por el panorama político, las decisiones de política monetaria y la inflación, que van a incentivar el ahorro, en detrimento del consumo.

También Camilo Pérez, gerente de Investigaciones Económicas de Banco de Bogotá, afirmó que habrá un efecto base en esa mejora, aunque también nota un mayor dinamismo en algunos sectores. “Se ve una recuperación, sobre todo en servicios que hará que en el primer semestre la situación económica mejore”.