La economía de Arabia Saudí, que normalmente depende de las exportaciones de crudo, se contrajo un 1,7 % en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2023, hasta poco más de unos 270.000 millones de dólares, informó el 9 de junio la agencia de estadísticas oficial saudí.

Nota relacionada Venezuela y Arabia Saudita amplían cooperación pesquera y acuícola

En un comunicado, la agencia apuntó que las actividades petroleras registraron una caída en un 11,2 % a nivel anual, aparentemente debido a los recortes de producción que el reino aplica desde mediados del año pasado.

Destacó que las actividades no petroleras del reino crecieron en un 3,4 % anual, en particular las mayoristas y minoristas, restaurantes y hoteles (5,9 a nivel trimestral).

Nota relacionada Arabia Saudí ofreció 1.000 millones para fusionar la ATP y la WTA

«El PIB real ha registrado una reducción en un 1,7 % durante el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2023», dijo el organismo.

En su nota, subrayó que «el PIB a precios corrientes alcanzó los 1,016 billones de reales (unos 270.900 millones de dólares) en el primer trimestre de 2024», y que «las actividades de petróleo y gas natural contribuyen han contribuido al PIB con un 23,4 %, seguidas por las gubernamentales con una tasa del 15,8 %».

Nota relacionada Arabia Saudita lanza iniciativa para atraer más de US$ 11.170 millones en inversiones en el turismo

Arabia Saudí, el mayor productor de petróleo de la OPEP y que cuenta con alrededor del 17 % de las reservas de crudo del mundo, ha anunciado varios recortes de su producción de forma voluntaria y en el marco de la llamada OPEP+ en un intento de elevar los precios del crudo.

Con información de EFE.