La policía ucraniana descubrió esta semana una red ilegal de minería cripto en JSC Vinnytsiaoblenergo, una empresa de electricidad antigua. La actividad la ejecutaban más de 3.800 personas que usaban consolas de Play Station 4 para obtener las criptomonedas, a través de electricidad ilícita.

Aunado a las consolas, los mineros ilegales usaron smartphones, notebooks y otros equipos informáticos.

TE PUEDE INTERESAR: Los pedidos de maquinaria de Japón crecen por tercer mes consecutivo

“La operación minera subterránea más grande que se ha descubierto hasta ahora”, describió la policía local a la granja cripto ya desarticulada.

Por haber usado energía ilícita, se estima que estos mineros causaron pérdidas totales de entre 186 mil y 260 mil dólares.

La noticia sorprendió al ecosistema y hasta logró entusiasmo entre quienes ya están hartos de los juegos de video. Aun así, explican expertos que el minado de criptomonedas desde una consola de PS4 no es una tarea sencilla.

Por la configuración, que es distinta a los equipos de minería, se necesitan al menos 15 consolas para obtener ganancias importantes en relación al gasto energético, señalan los expertos.

TE PUEDE INTERESAR: Petróleo abre la semana a la baja

LEA MÁS: Rafael Quiroz: El desabastecimiento de combustible en Venezuela llegó para quedarse