El repunte de los casos de coronavirus ha elevado la preocupación sobre la demanda petrolera, debido a las fuertes medidas de confinamiento que han tenido que tomar las autoridades para frenar los rebrotes, lo que significó una caída de casi un 3% en los precios del crudo para la sesión de este lunes.

En Estados Unidos se registró un número récord de casos de Covid-19 en dos días hasta el sábado. Asimismo en Francia llegaron a más de 50.000 nuevas infecciones para el domingo.

En tanto, el referencial internacional Brent perdía 1,11 dólares, o un 2,66%, a 40,66 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) también cedía 1,11 dólares, o un 2,79%, a 38,74 dólares el barril.

El Brent retrocedió un 2,7% y el WTI entregó un 2,5% la semana pasada.

En cuanto a la producción, la Corporación Nacional del Petróleo de Libia puso fin el viernes a la fuerza mayor a las exportaciones de dos puertos clave y dijo que el rendimiento alcanzará el millón de barriles por día (bpd) en cuatro semanas.

Por su parte, la OPEP+, un grupo de productores que incluye a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia, tiene previsto incrementar su bombeo en 2 millones de bpd en enero de 2021, tras recortar su producción en una cantidad récord más temprano en el año.

El presidente ruso, Vladimir Putin, indicó la semana pasada que podría acceder a extender las reducciones de bombeo de la OPEP+.

 

 

 

Con información de Reuters