Los costos del café han registrado fuertes subidas en los meses recientes por las malas cosechas y el incremento en la demanda; y es tanto el aumento que amenaza con impactar a los consumidores a nivel mundial.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, se espera que la demanda de grano supere a la producción por primera vez desde 2017, con un consumo de 165 millones de sacos de café en 2021, un millón y medio más que en el año anterior, y con una producción de 164,8 millones de sacos. Así lo reporta Efe.

TE PUEDE INTERESAR: La riqueza de las familias españolas aumentó pese a la pandemia

El incremento en la demanda guarda relación con el cambio de hábitos que se dio durante los peores meses de la pandemia en muchos países del hemisferio occidental, donde “creció la compra en los hogares de máquinas de café ante el cierre de las cafeterías”.

De hecho, el diario The Wall Street Journal sostiene que en Brasil están ya preparados para una de las mayores caídas en la producción en al  menos 20 años, por la falta de lluvias.

El WSJ también señala a otros dos grandes productores: Colombia y Vietnam. Acá, si bien se estima que las cosechas sean menores, se enfrentan a otros problemas.

En Colombia, las recientes protestas antigubernamentales bloquearon carreteras y ralentizaron la llegada del grano a los puertos para ser exportado y en Vietnam, donde se produce más de la tercera parte del café robusta, están sufriendo una escasez de contenedores para trasportar por barco el producto, explica la agencia.

TE PUEDE INTERESAR: Los pedidos de maquinaria de Japón crecen por tercer mes consecutivo

LEA MÁS: Petróleo abre la semana a la baja