La confianza del consumidor alemán de cara al mes de septiembre ha bajado, debido a la aceleración de la inflación, que en julio alcanzó el nivel más elevado en casi treinta años, y por el aumento de los casos de Covid-19, lo que les han hecho ser más reacios a comprar, según mostró una encuesta el jueves.

La Sociedad para la Investigación del Consumo (GfK) dijo este jueves que su índice de sentimiento del consumidor, basado en una encuesta a unos 2.000 alemanes, bajó a -1,2 puntos en septiembre, desde los -0,4 puntos revisados del mes anterior. La lectura se compara con la previsión de Reuters de -0,7 puntos.

TE PUEDE INTERESAR: China busca apoyar financieramente a minoristas, hostelería y comercio

«Los precios han aumentado rápidamente desde mediados de este año. Esto tiene un efecto negativo en el estado de ánimo de los consumidores», dijo el experto en consumo de GfK, Rolf Buerkl, en un comunicado.

De acuerdo al análisis, el «vertiginoso» aumento de los precios desde mediados de este año, ha marcado un repunte de la inflación hasta el 3,8 % en julio, el nivel más alto desde el 4,3 % de diciembre de 1993, «lo cual, por experiencia, tiende a disminuir la disposición a consumir».

Este incremento de la inflación es en primer lugar un efecto de la rebaja del IVA en el segundo semestre del año pasado -del 19 % al 16 % y del 7 % al 5 % para el tipo reducido- destinado a contrarrestar el impacto de la pandemia y que llevó a una caída del índice de precios al consumo (IPC) a niveles negativos en julio de 2020.

“Frente la fase prolongada de tasas de interés bajas, los hogares ven los niveles de inflación como una amenaza aún mayor a su capacidad de compra», agrega Bürkl. Así, mientras las expectativas de ingresos suben ligeramente, caen las perspectivas económicas y la tendencia a realizar compras, según refleja en su estudio de agosto el indicador mensual de la GfK publicado hoy.

En tanto, la consultora pronostica para su indicador, una caída de 0,8 puntos de los 0,4 negativos de agosto a 1,2 negativos para septiembre.

Mientras tanto las proyecciones de ingresos suben 1,5 puntos hasta los 30,5, gracias a la buena situación del mercado laboral y un temor mínimo a perder el trabajo.

La tendencia a realizar grandes compras no se vio beneficiada no obstante por esta ligera mejora de las perspectivas de ingresos y el indicador pierde 4,5 puntos hasta los 10,3, explica la GfK.

En cuanto al repunte de las infecciones por coronavirus y la ralentización de la vacunación también han afectado a las expectativas de los consumidores respecto a la economía y a su predisposición a comprar.

Alemania registró el miércoles 11.561 nuevas infecciones por coronavirus y una tasa de incidencia de siete días de 61,3 por cada 100.000 personas, según el Instituto Robert Koch de enfermedades infecciosas.

El 59,4% de la población está totalmente vacunada y alrededor del 64,4% ha recibido al menos una dosis.

TE PUEDE INTERESAR: La inflación en Brasil se eleva más de lo esperado en agosto

 

Con información de Reuters

 

LEA MÁS: México registró un fuerte crecimiento en segundo trimestre 2021