Coinbase dijo que Estados Unidos debería crear un nuevo regulador para supervisar los mercados de activos digitales como parte de una nueva propuesta de política publicada el jueves. Advirtió que si no se regula adecuadamente, el país podría quedar aún más rezagado.

La propuesta llega un día después de que uno de sus inversores, la empresa de capital riesgo Andreessen Horowitz, publicara su propia visión de cómo deberían regularse los servicios de Internet de próxima generación, incluidos el blockchain y los activos digitales. Los dirigentes de a16z, como se le conoce, tenían previsto reunirse con dirigentes de todo el gobierno esta semana.

La visión de Coinbase coincide con la de Andreessen Horowitz, pero incluye diferencias de matiz y se centra más en los activos digitales. Mientras que a16z ha defendido la colaboración entre los organismos reguladores, Coinbase dijo en su informe de política que debería haber un único regulador para los mercados de activos digitales.

El director de política de Coinbase, Faryar Shirzad, dijo a CNBC que su equipo quería deliberadamente presentar un plan audaz para suscitar el debate.

«Empezamos donde mucha gente empieza, es decir, tomando la multiplicidad de reguladores existentes y tratando de averiguar qué cirugía mínima se puede hacer para que las cosas funcionen», dijo Shirzad. «Y luego hubo un punto, quizá hace tres o cuatro semanas, en el que nos miramos unos a otros y dijimos que necesitábamos un mayor esfuerzo para intentar adaptar el sistema actual, que se basa en una antigua estructura de mercado, más un esfuerzo intelectual, diría yo, que empezar de cero».

Reconoció que la creación de una nueva agencia no era ciertamente el camino de «menor resistencia», pero dijo que querían iniciar un debate más amplio.

«Creo que al final lo que pensamos, porque nuestra propuesta es sólo el comienzo de la conversación, es que tenía sentido para nosotros no comprometer los puntos de principio fundamentales en los que creemos que la gente, que los responsables políticos, deberían pensar», dijo en una llamada anterior con los periodistas.

Shirzad dijo en la llamada anterior que la empresa ya se había reunido con unas tres docenas de oficinas de legisladores y varias agencias para discutir aspectos de la propuesta. Dijo que los comentarios del Capitolio hasta ahora eran «bienvenidos».

En general, Coinbase dijo en el informe de política que quería «un enfoque claro y exhaustivo de la regulación de los activos digitales y una regulación que se ajuste a los objetivos». Afirmó que la regulación debe reconocer cómo la tecnología puede beneficiar al público y advirtió que Estados Unidos ya está «por detrás» de otros gobiernos a la hora de crear una regulación exhaustiva de los activos digitales.

«Si no se adoptan medidas similares», escribió Coinbase, en referencia al «enfoque unificado» de los activos digitales adoptado por el Reino Unido, la UE y Signapur, «los Estados Unidos corren el riesgo de convertirse en un «tomador» regulatorio en lugar de ser el principal «formador» de los servicios financieros modernos, una posición que los Estados Unidos han mantenido durante mucho tiempo.»

La empresa dividió sus sugerencias en cuatro pilares principales:

Crear un nuevo marco regulatorio para los activos digitales separado del sistema financiero tradicional.

Dar la responsabilidad de la regulación de los mercados digitales a una nueva autoridad federal única, además de un organismo no gubernamental de autorregulación, similar al que existe en los mercados tradicionales.

Proteger a los titulares de activos digitales del fraude y la manipulación del mercado y exigir la divulgación de información para promover la transparencia.

Promover la competencia leal y la interoperabilidad entre productos.