El cobre ha extendido sus ganancias en la jornada del martes hasta su nivel más alto en una década, registrando un sorprendente repunte y avanza hacia máximos históricos por sobre los 10.000 dólares, gracias a que las medidas de estímulo, el despliegue de las vacunas y las promesas ambientales impulsan una recuperación global de la pandemia impulsan los mercados de metales.

Asimismo, las materias primas, desde el aluminio hasta el mineral de hierro, están escalando hacia los máximos del último súper ciclo, cuando los precios se dispararon a principios de la década de 2000 debido a un aumento de la demanda china, ya que se están beneficiando a medida que las economías más grandes del mundo se recuperan del impacto del coronavirus.

TE PUEDE INTERESAR: Oro opera estable antes de la reunión de la Fed

El cobre sube hasta un 2,2% a 9.965 dólares por tonelada en la Bolsa de Metales de Londres, el nivel más alto desde marzo de 2011, antes de cotizarse a 9.848 dólares.

Los precios alcanzaron un máximo histórico de 10.190 dólares en febrero de 2011. El aluminio en Londres bajó después de tocar un máximo de tres años.

Pese a los avances, hay una creciente preocupación sobre que los productores tendrán dificultades para satisfacerla mientras luchan contra una gran cantidad de presiones técnicas y regulatorias.

En Chile, el principal productor del mundo, un grupo de trabajadores portuarios comenzó esta semana protestas en contra de las políticas de ayuda del Gobierno ante la pandemia, lo que amenaza a los suministros a corto plazo. Por otro lado, a más largo plazo, a los productores les preocupa que los planes para impulsar las regalías mineras puedan sofocar la inversión y hacer que el país sea menos competitivo.

TE PUEDE INTERESAR: Bitcoin sigue recuperándose: Abre el martes por sobre los 55 mil dólares

Con información de Reuters

 

LEA MÁS: Altcoins y stablecoins dominan el mercado cripto por primera vez en tres años