El expresidente del banco chino China Merchants Bank, Tian Huiyu, fue condenado este lunes a pena de muerte en suspenso, anunció la televisión de Estado CCTV, en el marco de una gran campaña anticorrupción del presidente Xi Jinping contra el sector financiero.

Las condenas a muerte de este tipo suelen ser conmutadas en cadena perpetua tras dos años de encarcelamiento.

Nota relacionada: Investigan por corrupción al expresidente de una de las mayores petroleras de China

Tian Huiyu fue declarado culpable de haber aceptado sobornos, de abuso de poder en una empresa pública, de transacciones en base a informaciones confidenciales, abuso de información privilegiada y filtración de informaciones confidenciales durante décadas, informó CCTV.

En abril de 2022, Tian Huiyu fue objeto de una investigación pública, en el marco de una campaña anticorrupción que apunta cada vez más al sector financiero.

También fueron detenidos varios exresponsables de China Development Bank y de otras entidades estatales por sospechas de soborno.

Nota relacionada: China sanciona a cinco empresas estadounidenses por venta de armas a Taiwán

Desde su llegada al poder en 2012, el presidente chino Xi Jinping lidera una estricta campaña contra la corrupción de los funcionarios y responsables de empresas públicas.

Según sus detractores, la campaña permite también a Xi Jinping descartar posibles adversarios políticos.

Fuente de: AFP