La directora Ejecutiva de la Cámara Venezolana de los Centros Comerciales (Cavececo), Claudia Itriago, exigió operar continuamente en el país, toda vez que el plan 7+7, impuesto por el Gobierno,  “funcionó” pero solo para poner orden en el operativo de la pandemia.

“El plan 7+7 funcionó para ordenar el operativo de la pandemia, pero debe ser eliminado y deberíamos tener operación continua”, comentó; y alertó que la desocupación está entre el 12 y 15 por ciento en todo el país.

TE PUEDE INTERESAR: El desempleo en Argentina cayó al 10,2% en el primer trimestre de 2021

“Hay regiones que tienen más de desocupación que otras. Los centros comerciales reciben intenciones de abrir nuevos comercios”, alertó.

Señaló Itriago que los centros comerciales se sustituyeron por otros:

“Los que más florecieron en todos los centros de compras son los bodegones, pero no hubo un boom de un comercio específico”, apuntó.

Para la presidenta del Consejo Nacional de Comercio y Servicios (Consecomercio), Tiziana Polesel, el 7+7 de Nicolás Maduro “el gremio lo combate de manera contundente, porque perjudica al sector comercio, y en el caso de los centros comerciales este problema se agrava, porque es un negocio 100% formal que cumple con una serie de tributos, y estar abierto es lo que le permite su sostenimiento”.

Poco después del inicio de la pandemia, la administración de Maduro impuso el plan 7+7, que supone una semana de flexibilización, con apertura gradual de los comercios; y otros siete días de cuarentena estricta, dado el auge del covid-19 en ese país.

El hecho es que desde que inició, ha recibido el rechazo por parte del comercio, toda vez que les impide desarrollarse económicamente, de acuerdo con las denuncias.

TE PUEDE INTERESAR: Turquía levanta restricciones por Covid-19 para impulsar la recuperación del turismo

LEA MÁS: Randstad: 52% de los empleos podrían automatizarse en 2030