Richard Ujueta, presidente de la Cámara Venezolana de Comercio Electrónico (Cavecom-e), señaló que debería implementarse la factura electrónica, con la finalidad de agilizar las transacciones comerciales.

Asimismo, indicó que “eso permitiría eliminar las máquinas fiscales y ponernos a la vanguardia de cómo se maneja el comercio a nivel mundial en el tema de facturación”.

Nota relacionada Esperan un mejor “Black Friday electrónico” el 26N

Manifestó que “tenemos 23 años peleando el tema de la consolidación del comercio electrónico y fuimos el primer país en proponer la factura electrónica”.

Sin embargo, acotó que Venezuela es el último país que no tiene la factura electrónica y añadió que “veníamos con un crecimiento, el comercio no se para ni se ha parado antes por pandemias, guerras mundiales”.

Nota relacionada Venezuela tiene 25 años de atraso en mecanismos de comercio electrónico, advierte Cámara

“El intercambio de bienes y servicios es vital para subsistencia del ser humano. Al no tener los canales establecidos para su creación, la gente se ha ido a una anarquía y ha tenido que entrar a la informalidad, lo que llamamos que en Venezuela se haya convertido en un buhonerismo digital”, explicó.

Acotó que el Estado “está dando los primeros pasos para que supuestamente en este primer trimestre entre el proyecto de la factura electrónica”.

Aseveró que hay dos modalidades de la factura electrónica que son la centralizada y descentralizada. “La factura es igual, cuando te conectas con un proveedor tienes que dar tus datos”, resaltó.

Nota relacionada Estiman que comercio electrónico crezca un 2.000% este año en Venezuela

Los beneficios son impresionantes para el vendedor que cumple con sus deberes formales, da confianza; beneficios para el consumidor que obtiene una garantía y el gran beneficiado es el Estado”, puntualizó.

Aseguró que abrir una cuenta bancaria en el país “es casi imposible” y afirmó que “no existen los canales y los medios para indentificar” si se está frente a un comercio formal, informal o un fraude.

“El tema de las redes sociales es cuando estas comprando, el único identificador es un correo electrónico o un número de WhatsApp”, acotó.