TotalEnergies SE está negociando la salida de sus operaciones de gas natural en Venezuela, solo unos meses después de que el gigante energético francés cerrara su negocio petrolero en el país.

La compañía se está retirando de su participación mayoritaria en YPergas SA, una empresa de riesgo compartido en el central estado de Guárico que produce alrededor de 50 millones de pies cúbicos de gas por día, según cuatro personas con conocimiento directo de las negociaciones. Sucre Energy, un grupo de capital privado con oficinas en Caracas, inició conversaciones en el último mes para comprar la participación de Total, según las personas.

Nota relacionada Reuters: Venezuela aumentó en los últimos días la producción de gasolina

Sucre, un holding de petróleo y gas que cuenta con el respaldo de fondos europeos y asiáticos de tamaño mediano, ha estado buscando ingresar al sector energético comprando activos a bajo precio, dijo una persona. Los precios han caído en los últimos cinco años debido a que los principales actores petroleros se fueron, dijo la persona.

Sucre compró el año pasado una participación de 70% en la empresa mixta de gas, Gas Guarico a Inpex Corp., además de su participación en la empresa petrolera Petroguarico.

Nota relacionada Reuters: Venezuela aumenta suministro de gasolina y alimentos a Cuba

Representantes de Total y Sucre se negaron a comentar sobre las negociaciones. Ni el Palacio de Miraflores ni los representantes de la estatal Petróleos de Venezuela SA respondieron a los mensajes en busca de comentarios.

Una venta de la participación de YPergas marcaría el fin de las inversiones de Total en Venezuela, donde ha operado desde la década de 1990. En diciembre, Total y Equinor ASA de Noruega, devolvieron al Estado venezolano, una licencia para un proyecto de gas natural en alta mar en el este de Venezuela, dijo una de las personas. Las empresas no estaban produciendo gas en ese campo, parte de la Plataforma Deltana cerca de la frontera marítima con Trinidad y Tobago. Esa decisión también marca la salida de Equinor en Venezuela.

Nota relacionada Reuters: Pdvsa espera cuarto cargamento de condensado iraní para mantener exportaciones petroleras

YPergas es un proyecto de propiedad privada en el que Total posee una participación del 69,5%, seguida de la española Repsol SA, que tiene el 15%, y dos empresas venezolanas.

Muchos inversionistas extranjeros se han retirado de la industria energética de Venezuela, que se encuentra en una situación desesperada después de décadas de gestión deficiente, fuga de talento calificado y, últimamente, el peso de las sanciones de Estados Unidos. Las decisiones de Total y Equinor debilitan aún más el punto de apoyo de las grandes energéticas europeas en el negocio del gas, que se consideraba vital para el impulso del país para aumentar las exportaciones. Otras empresas europeas de petróleo y gas como Repsol y Eni SpA permanecen en el país.

Total y Equinor transfirieron el año pasado sus participaciones en las operaciones petroleras de Petrocedeno a PDVSA, saliendo de un negocio en el que habían estado desde la década de 1990. La decisión sobre las operaciones de gas se deriva de un cambio en las estrategias comerciales, dijeron las personas, sin dar más detalles.

Equinor no respondió a los mensajes en busca de comentarios.