Tras el máximo histórico de bitcoin en los 68.000 dólares, la criptomoneda cayó un 52% hasta los 33.000 dólares en enero de este año. Una cotización que le ha permitido moverse en un canal alcista, recuperando los 40.000 dólares y posteriormente los 48.000 USD.

Nota relacionada El bitcoin resiente el efecto Fed con volatilidad y caídas hacia los 30.000 dólares

A pesar de la proyección alcista a medio plazo, con un análisis técnico con los 50.000 dólares para el mes de junio, Bitcoin cada vez se muestra más correlacionado con los índices de EE.UU y menos con los valores refugio como el Oro. Por ello, el precio se muestra bajista y podría caer, junto con los índices de EE.UU, por las palabras de la Reserva Federal (FED) acerca de una política monetaria más estricta.

Nota relacionada «Afirmar que el bitcoin funciona como cobertura del riesgo geopolítico es prematuro»

En comunicación con el trader Eduardo Gavotti comentó que las declaraciones del presidente de la FED han dado a entender que las próximas subidas de tipos de interés serían más fuertes que las anteriores. Eso, sumado al cambio en los niveles de liquidez una vez comiencen a reducir el tamaño de su balance, está haciendo que los mercados hayan empezado a corregir.

Nota relacionada El bitcoin sobrevuela los 41.000 pese al aviso del FMI que «atraerá a los reguladores»

También hay que recordar que el Parlamento Europeo votó a favor de un nuevo reglamento de transacciones que vigilará el uso de criptomonedas desde monederos no custodiados. Se trata del Reglamento de Transferencia de Fondos (TFR), cuyo objetivo es mitigar los posibles delitos financieros con activos digitales y, aunque aún no ha sido aprobado, la mayoría de la cámara se encuentra a favor de su aprobación.

BITCOIN EN GRÁFICO

A nivel técnico, bitcoin se sitúa dentro de dos canales alcistas: Uno que trae desde 2021, donde se encuentra su máximo histórico, y otro que trae desde este año; ambos en gráfico diario y ambos apoyando en la línea alcista. Con la actual estructura, sobre el nivel clave de los 39.000 dólares, la proyección del precio es alcista en el medio plazo, con la parte alta del canal alcista como objetivo sobre los 50.000 dólares.

Si el precio no continúa con la actual estructura técnica, y finalmente no supera los 40.000 USD, el precio irá bajista con los 34.000 USD como objetivo, perdiendo así ambos canales y la estructura alcista.