Nueva jornada de calma en el mercado de las criptomonedas. El bitcoin (BTC) se mantiene bastante plano y roza los 69.000 dólares en estos momentos, mientras que el ethereum (ETH) cede hasta los alrededores de los 3.700 dólares tras dejarse un 1,3% en las últimas 24 horas.

En las ‘altcoins’ se observa un signo dispar, aunque predomina el rojo. Las caídas más abultadas se registran en shiba inu (SHIB), avalanche (AVAX) y chainlink (LINK), que se dejan entre un 3% y un 4%, mientras que dogecoin (DOGE) recorta con algo más de moderación. En el lado de las alzas, no hay subidas muy destacadas en Binance Coin (BNB), solana (SOL) o cardano (ADA) y solo toncoin (TON) sube más de un 1% entre los grandes tokens. Además, XRP cotiza muy plano.

Nota relacionada El bitcoin se enfría tras el ‘halving’ y el mercado busca señales alcistas en el futuro

Lo cierto es que no ha cambiado mucho en el mercado de activos digitales. Quizás la mayor noticia es que el bitcoin consiguió saltar por encima de los 70.000 dólares alrededor de las 15:00 horas de este pasado lunes, aunque rápidamente volvió a retroceder hasta los niveles actuales. Según algunos analistas, el rendimiento de varios activos de riesgo se vio muy influenciado por la última aparición del trader ‘Roaring Kitty’, mente pensante tras el ‘short squeeze’ de GameStop a principios de 2021.

Según un informe de la criptobolsa Bitfinex, el estancamiento que experimenta BTC desde marzo podría estar provocado por las salidas de los titulares a largo plazo, aunque esta fase de corrección «parece estar llegando a su fin». En este sentido, Bitfinex señala que los inversores están empezando a acumular bitcoin por primera vez desde diciembre de 2023, lo que puede ser interpretado como una señal positiva para los precios.

Nota relacionada El bitcoin pone en juego los 68.000 dólares

De su lado, la firma de análisis blockchain CryptoQuant destaca que el 50% de la oferta de bitcoin a largo plazo estaba «inactiva», lo que significa que no ha mostrado movimientos o cambios significativos en las tenencias de las carteras rastreadas. En este sentido, QCP Capital también señala que el sentimiento en el mercado continúa siendo «obstinadamente alcista a pesar de los titulares negativos sobre Mt. Gox, etc.».

«Es probable que esta tendencia alcista continúe mientras el mercado espera que los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) de ETH al contado marquen el comienzo de una nueva demanda. Otra razón para el persistente alcismo es que los especuladores están aumentando las posiciones largas en otras criptomonedas principales en previsión de aprobaciones adicionales de ETF al contado en un futuro próximo», agregan estos expertos.

En este sentido, CryptoQuant señala que más de 3.000 millones de dólares en ETH han sido retirados de las bolsas de criptomonedas desde el pasado 23 de mayo, fecha en la que se aprobaron parcialmente los ETF de ETH al contado. Una cantidad de tokens más baja en las bolsas supone que hay menos criptomonedas disponibles para la venta, ya que los inversores trasladan sus propias monedas a carteras de autocustodia para fines distintos de la venta inmediata. Los analistas de Bloomberg creen que es bastante posible que los ETF reciban la aprobación regulatoria necesaria para su salida a bolsa a finales de junio.

Nota relacionada El bitcoin y las criptos siguen en retroceso: ¿Hasta dónde pueden caer?

Por otra parte, el mercado sigue muy pendiente de los datos macroeconómicos que llegan de Estados Unidos para calibrar la postura de la Reserva Federal (Fed) en lo que a los recortes de los tipos de interés se refiere, siendo el informe de empleo del viernes el dato más importante que se conocerá antes del próximo cónclave de la Fed. Y es que el banco central dará a conocer su último movimiento en materia política monetaria el próximo 12 de junio y, si bien se espera una nueva pausa, el foco está en las previsiones del organismo.

Por técnico, Javier Molina, analista sénior de mercados de eToro, destaca que el bitcoin sigue «dentro del gran canal de consolidación de precios» delimitado por los 60.000 dólares en el rango más baja de la horquilla y por los 72.000 en el rango más alto y «a la espera de nuevos catalizadores que muevan los precios fuera de los mismos».

Fuente: Bolsamanía.