Bernardo Calvo, presidente de la Cámara de Artesanos, Pequeños y Medianos Industriales (Campi-Miranda), señaló que la «voracidad fiscal se está evidenciando tras la finalización de lo que llamamos la renta petrolera por el quiebre evidente de Pdvsa en 2017 y la desaparición del bolívar».

Asimismo, indicó que «no se puede sostener el tamaño del Estado que teníamos financiado por la renta petrolera como cuando creció por allá en 1974, de lo que queda del sector privado nacional».

Sostuvo que «el llamado es a reducir el Estado tanto a nivel nacional como municipal» y acotó que en el país quedan pocas industrias y comercios «para que traten a través de los impuestos de mantener ese tamañote desde los impuestos que nos quieren extraer».

Manifestó que «no puede ser que se creara el año pasado una armonización tributaria municipal, donde los municipios tienen la capacidad de pasar del 0,1% de tributación de los ingresos brutos sin considerar ganancias hasta el 7%».

«Lo que están pretendiendo cobrar los municipios en Venezuela es otro IVA que no puedes descargar de la compra, lo que significa que en toda la cadena productiva estas acumulando los impuestos municipales in poderlos descargar», sumó.

Nota relacionada Fedecámaras: No estamos en contra de las importaciones, siempre y cuando sean equitativas

Acotó que es «imposible competir con cadenas productivas que tienen menos tributación en el extranjero» y resaltó que la voracidad fiscal se esté aplicando en los servicios públicos.

“Lo que hay es un Estado que en lugar de reducir su tamaño está tratando se sostenerse sobre la quiebra de lo que queda del sector productivo», expresó.

– Políticas de reducción –

Hace poco, Leonardo Palacios, presidente de la Cámara de Comercio de Caracas (CCC), detalló que cuando hay una tributación confiscatoria que “no conduce a una flexibilidad activa, es decir favorable a la política económica, tenemos un proceso de crisis”.

Nota relacionada Leonardo Palacios: La voracidad fiscal municipal es un problema que afecta a empresas y consumidores

Expresó que la política económica debe ser «una visión conjunta de todas las políticas públicas», en donde están las políticas fiscales y de administración tributaria.

Dijo que la administración tributaria debe estar acompañada de la modernización y la efectividad al momento de realizar la recaudación.

Nota relacionada Exigen a las autoridades venezolanas que revisen aumentos en impuestos municipales: Empresarios pagan 1.300% más

«Cuando estos elementos fallan entramos en un proceso de paralización de la economía y no hay manera de reactivarla o estabilizarla», reiteró.

Precisó que el objetivo de una política económica «es generar desarrollo, y un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) en términos de producción de bienes y servicios y con una presión tributaria absolutamente razonable y no confiscatoria y la tendencia a reducción de los márgenes de evasión fiscal».