La compañía eléctrica de Irán, Tavanir, se mantiene clausurando las operaciones de las granjas de minería Bitcoin y criptomonedas no autorizadas, según los reportes de fuentes locales.

Según el Financial Tribune, las autoridades habrían cerrado más de 5.300 granjas en lo que va de año, y confiscado unas 216.758 piezas de hardware, a pesar de que Tavanir dijo que levantaría las restricciones a la minería desde el 22 de septiembre.

TE PUEDE INTERESAR: Sector ganadero produce el 40% de la demanda en Venezuela, advierten productores

Entre las piezas, además de equipos de minado, como los ASIC y tarjetas GPU, también decomisaron discos duros, servidores y unidades que eran usadas para esa actividad.

Estas nuevas acciones apuntan a que las autoridades de Irán sigan sosteniendo políticas restrictivas contra las operaciones de minería de Bitcoin que no se encuentren debidamente registradas ante los organismos competentes, analiza el medio especializado CriptoNoticias.

De hecho, parece que el fin último de esas granjas es evitar los apagones eléctricos que generarían por operar de forma clandestina. En cifras, desde Tavanir señalaron que el consumo de las granjas equivale a no menos de 800 mil hogares iraníes.

TE PUEDE INTERESAR: China subastará 7,38 millones de barriles de crudo de reservas estatales el 24 de septiembre

LEA MÁS: Otra provincia de China tomará medidas contra la minería y el comercio cripto