El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que empresas desde Wal-Mart de México SAB hasta el productor de harina de maíz Maseca acordaron congelar los precios de bienes clave a un nivel específico, extendiendo un pacto para frenar la inflación de alimentos.

Nota relacionada José Guerra: «Ojalá que no haya un control de precios, porque volveremos a 2017 con las grandes colas»

El presidente dijo el viernes que se reunió con los productores, distribuidores y minoristas más grandes del país anteriormente esta semana para discutir los detalles del pacto de precios, que renueva y profundiza un acuerdo anunciado en mayo. Los asistentes incluyeron productores de pollo, huevos, carne y atún.

“Es reforzar lo que ya se había hecho, pero ahora con más profundidad, definiendo muy claramente los precios de la canasta básica”, dijo AMLO, como se conoce al presidente. “No es control de precios, se va a llegar a un acuerdo, esa canasta de 24 productos, y si es posible se va a ampliar, va a costar tanto, y por producto tanto”.

Nota relacionada Argentina lanza nuevos operativos de control de precios en supermercados

La medida se produce después de que la inflación de la segunda economía más grande de América Latina se disparara en agosto al nivel más alto en más de 20 años, alcanzando el 8,76% a principios de septiembre, incluso cuando algunos pares regionales, incluido Brasil, han comenzado a registrar aumentos de precios lentos.

Nota relacionada Argentina realiza operativos de control de precios en supermercados del país

AMLO invitó a los participantes del pacto de inflación más reciente, que incluyen a minoristas como Organización Soriana y Grupo Comercial Chedraui, a presentar el plan a la prensa el 3 de octubre.

AMLO argumenta que el acuerdo no se puede considerar como un control de precios porque las empresas decidirán los precios por sí mismas.