Invertir en Latinoamérica continúa siendo un atractivo, a pesar de los enormes desafíos que suponen el acrecentamiento de los precios de los alimentos, la energía y la extensa crisis migratoria, confirmaron líderes de la región en un panel presidencial en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial 2022, que se realiza en Davos.

En el encuentro, los mandatarios de Colombia, Iván Duque; de República Dominicana, Luis Abinader; y de Costa Rica, Rodrigo Chaves; junto a la Vicepresidenta y Ministra de Desarrollo e Inclusión Social de Perú, Dina Ercilia Boluarte; hablaron de los desafíos y oportunidades de la región para los negocios.

Además, los líderes armonizaron en que el incremento de los precios de los alimentos y la energía representa una amenaza para las poblaciones latinoamericanas. A pesar de que la región ha experimentado un crecimiento económico en los últimos años, los efectos combinados de la pandemia de COVID-19 y la cadena de suministro y las crisis de precios vinculadas a la invasión rusa de Ucrania han planteado dudas sobre el crecimiento futuro.

Pese a estos desafíos, muchos países de América Latina continúan promocionando sus economías y alentando a las compañías extranjeras para la inversión y el nearshoring.

No burocracia, sino alfombra roja”, dijo el mandatario costarricense Rodrigo Chaves, sobre la disposición de su país para recibir inversionistas extranjeros. “Costa Rica está abierta para los negocios. Romperé todos los cuellos de botella…. Abriré todas las puertas”, resaltó.

Asimismo, la posición a la que se unió la vocera del Gobierno de Perú, en representación del presidente Pedro Castillo. “Les recibiremos con una economía estable y garantías legales”, dijo Dina Ercilia Boluarte.

El mandatario del gobierno dominicano Luis Abinader se enfocó en los altos precios de los alimentos y anunció subsidios para el maíz para compensar el aumento del costo de las aves de corral. También, ya están efectuando subsidios a los fertilizantes y -según agregó- es probable que siga el apoyo a los precios del trigo.

El enfoque de muchas naciones latinoamericanas también está en la sustentabilidad climática y ambiental, otro de los temas desarrollados en el panel presidencial de la FEM, en el que los líderes defendieron que la región puede acelerar las inversiones en mitigación climática y energía renovable.

«Estamos mejorando nuestra red eléctrica a más energías renovables a pesar de que hemos invertido demasiado en la generación de energía con combustibles fósiles«, afirmó el presidente de Costa Rica. Sin embargo, la transición de las fuentes de energía en una época de aumento de los precios plantea serios desafíos, agregó el mandatario costarricense, por lo que la nación deberá proceder con sus reformas de una manera que equilibre el crecimiento actual con los objetivos de sostenibilidad.

En países intensivos en turismo, como República Dominicana -donde el sector constituye una parte esencial del PIB- la diversificación más allá del turismo de playa podría garantizar que el sector siga siendo resistente incluso ante la intensificación del cambio climático, planteó Abinader.

La crisis también es social

Por su parte, el presidente colombiano, Iván Duque, que está próximo a entregar su mandato, puso el acento en la crisis migratoria y su impacto en la región. “No podemos permanecer indiferentes frente a esta tragedia humanitaria”, declaró.

Asimismo, Duque recordó los desafíos en cuanto a la migración venezolana que ha enfrentado su país en los últimos años, con cerca de 2 millones de personas cruzando la frontera para huir de dificultades económicas. En contexto, comunicó que Colombia emitiría más de 1 millón de tarjetas de estatus temporal a migrantes venezolanos.

En el encuentro anual, que tiene de escenario a los Alpes suizos, también se habló de reformas educativas para impulsar las transformaciones digitales. El mandatario colombiano destacó que acaban de completar la capacitación de 100.000 programadores, mientras que el presidente de Costa Rica informó que está trabajando para mejorar la eficiencia de su gasto en educación.