El Canciller alemán Olaf Scholz firmará contratos de gas natural licuado (GNL) durante su visita a Emiratos Árabes Unidos el domingo, afirmó su vicecanciller, en un momento en que Alemania busca nuevos socios para sustituir las importaciones de energía rusa.

«La oferta de gas se está ampliando poco a poco. El Gobierno está permanentemente en conversaciones con muchos países», declaró el ministro de Economía, Robert Habeck, señalando su propio viaje a Qatar y los EAU en marzo.

En el mes de mayo, varias fuentes apuntaron a Reuters que las conversaciones sobre el GNL entre Alemania y Qatar estaban plagadas de diferencias sobre las condiciones, incluida la duración de cualquier contrato.

Nota relacionada Alemania tomó el control de la filial de Rosneft para garantizar suministro de crudo

Por su parte, Alemania está adquiriendo terminales de GNL como parte de sus esfuerzos por disminuir su dependencia del gas ruso.

Asimismo, Habeck habló en Lubmin, en el norte de Alemania, donde el Gobierno espera que una unidad flotante de almacenamiento y regasificación (FSRU) alquilada por el Estado pueda estar operativa como muy pronto a finales de 2023.

«Debemos demostrar que, en tiempos como estos, podemos planificar, autorizar y construir más rápido de lo que suele ser habitual en Alemania«, agregó Habeck sobre el impulso a la construcción, y también que los proyectos de GNL en Wilhelmshaven y Brunsbuettel eran ejemplos de ello.

Nota relacionada Ucrania ofrecerá exportar energía eléctrica a Alemania para paliar la dependencia de Moscú

«Existe una posibilidad realista de que los dos buques FSRU puedan alimentar la red de gas alemana a partir de finales de año»

Habeck