La agencia creativa Ideas Agitadas empezó a desarrollar en 2020 un proyecto llamado: Chewing Mask, el primer chicle virucida (capaz de matar el virus del covid-19), que se ha transformado luego de 18 meses de trabajo en una realidad.

La agencia apunta bajo esta reflexión: ‘Para hacer algo grande, para sorprender, para innovar, para ayudar en los negocios, para mejorar y para triunfar, lo primero que hay que hacer es imaginarlo, concebirlo y hacer que cobre forma en la cabeza’.

En base a esto, de acuerdo con lo que explican desde Ideas Agitadas, afirman: “una protección más frente al COVID ya que inactiva entre el 75% y el 99% de los virus de capa lipídica, pero en ningún caso sustituye a ninguna de las medidas de seguridad que recomiendan y proponen las autoridades”.

Este innovador producto, que intenta ser un ejemplo a seguir sobre cómo las agencias pueden jugar un papel importante en los problemas del consumidor, ha sido respaldado bajo un equipo liderado por Marcos Isamat, quien es doctor en Inmunología Molecular por la Universidad de Cambridge (Reino Unido).

Sin embargo, este proyecto cuenta con el aval de laboratorios españoles, británicos y alemanes que han comprobado su efectividad.

El objetivo es que el Chewing Mask con sabor a menta esté en el mercado a partir de febrero, siendo Islas Canarias la primera comunidad autónoma donde se pueda adquirir.

Chicle anti Covid-19