La abrumadora mayoría de las ciudades estadounidenses registran un estancamiento fiscal que les impide contar con el dinero suficiente para saldar sus obligaciones financieras.

De acuerdo con el octavo informe anual sobre el Estado Financiero de las Ciudades elaborado por Verdad en la Contabilidad (TIA, por sus siglas en inglés), 53 de las 75 mayores ciudades de Estados Unidos no tenían dinero para pagar sus facturas.

Nota relacionada: Los nuevos Apple Watch dejan de venderse oficialmente en Estados Unidos

«Al final del ejercicio fiscal 2022, 53 ciudades no tenían dinero suficiente para pagar todas sus facturas», se lee en el informe.

TIA explica que «en conjunto, las 75 ciudades disponían de activos por valor de 307.400 millones de dólares para pagar facturas; su deuda, incluidas las promesas de prestaciones de jubilación no financiadas, ascendía a 595.300 millones de dólares», por lo que sus actuales recursos no alcanzan a cubrir sus obligaciones.

Nota relacionada: El inmobiliario Evergrande declara bancarrota en Estados Unidos

Además, las ciudades tienen una deuda de las pensiones que asciende a 175.900 millones de dólares, y la de otras prestaciones posempleo, principalmente la asistencia sanitaria a los jubilados, a 135.200 millones, situación que puede representar una crisis de deuda.

Nueva York es la ciudad con mayor carga fiscal con un déficit de 61.800 millones de dólares, seguida de Chicago (-42.900 millones de dólares), Honolulu (-24.200 millones de dólares), Filadelfia (-20.400 millones de dólares), Portland (-20.100 millones de dólares), Nueva Orleans (-18.200 millones de dólares), Miami (-15.500 millones de dólares), Milwaukee (-15.300 millones de dólares), Baltimore (-14.100 millones de dólares) y Pittsburgh (-13.000 millones de dólares).

Fuente de: Sputnik