Las marcas siempre se han preocupado por conocer profundamente a sus potenciales clientes, y actualmente no ha cambiado en nada, sin embargo, ahora ha llegado el momento de asomarse por la ventana de las últimas tendencias de los consumidores y que están marcando el comportamiento de ellos. 

La inseguridad y los cambios son, irónicamente, una constante en nuestro día a día. Resulta complejo predecir y adelantarse a las nuevas motivaciones de los consumidores, principalmente desde la pandemia.

En base a esto, repasamos esas seis tendencias que ha identificado el equipo del hub estratégico Mediabrands Discovery, de IPG Mediabrands España, en su informe ‘Consumer Disruption‘.

1. Yolo spirit

Las personas buscan la felicidad personal por encima de cualquier circunstancia. Antes quizás se tardaba más en tomar una decisión importante, pero ahora las prioridades se han reconfigurado y se ha impulsado cambios vitales.

Las marcas tienen la oportunidad de poner el foco en un positivismo real con experiencias y actividades de entretenimiento que logren potenciar pasiones.

2. Backup mindset

Los consumidores buscan cada vez más alternativas sostenibles, de cara a apostar por un consumo más consciente. Por este motivo, las empresas deben asumir este objetivo como propio y abanderar opciones que cuiden el medio ambiente, potenciando el valor por encima de la inmediatez.

3. Next reality

La economía digital ha llegado para quedarse. En este sentido, las compañías tienen la oportunidad de expandir su presencia más allá de los canales tradicionales y generar nuevos productos y experiencias que antes no estaban al alcance de todos.

4. Visible care

El autocuidado ya no es un capricho, sino una necesidad principal y una prioridad, de cara a sentirnos llenos emocionalmente. De este modo, las marcas deberían apostar por referentes auténticos y representativos, que reflejen la diversidad (y la realidad) de la sociedad.

5. Fans of control

La inseguridad financiera hace que los consumidores busquen una mayor sensación de control. Necesitan claridad, transparencia y flexibilidad, entre otros aspectos. Aquí se abre una nueva ventana para las firmas, que pueden evolucionar la atención al cliente y proporcionar la respuesta correcta en el momento y lugar adecuados.

6. Purpose check

Los compromisos éticos de las marcas están en el punto de mira de los consumidores. Ya no basta con comunicar los propósitos, sino que hay que demostrarlos con acciones medibles que tangibilicen su impacto.